Presiona ESC para cerrar

Fetichismo

Fetichismo es la devoción hacia los objetos materiales que se denominan fetiches. El fetichismo sexual es una parafilia que consiste en la excitación erótica o el logro del orgasmo a través de un talismán u objeto fetiche.

El anaclitismo o la vuelta a la infancia

Entre los diferentes fetichismos hay uno consistente en comportarse como un bebé (llevar pañales, dormir en una cuna, ser amamantados, jugar con juguetes de bebés…). Ese fetichismo recibe el nombre de anaclitismo y de él os hablamos en este post.

Fetichismo de las axilas

Maschalagnia. Ése es el nombre de un fetichismo que consiste en sentir por las axilas femeninas esa atracción que caracteriza a todo fetichismo y que, como todos los fetichismos, tiene la virtud de epatar a quien no lo comparte y de estimular la libido a aquél que sí lo hace. En este artículo te vamos a hablar de él.

El fetichismo travestista

Dentro de los diferentes tipos de fetichismos (y ya son de muchos de ellos sobre los que hemos hablado en esta sección de InfoBDSM), hay uno consistente en obtener satisfacción sexual a partir del contacto o del vestir prendas del otro sexo, especialmente si esas prendas son prendas de ropa interior. Dicho fetichismo recibe el nombre de fetichismo travestista y el objeto fetiche de las personas que experimentaran este tipo de fetichismo no sería otro que esas prendas de las que hablamos.

Autonepiofilia o fetichismo de los pañales

Se conoce con el nombre de autonefioplia el fetichismo consistente en la experimentación de un fuerte deseo por usar pañales sin que, lógicamente, exista la más mínima necesidad fisiológica de hacerlo. En este artículo vamos a hablarte del fetichismo de los pañales, de las diversas formas de plasmarse y de sus puntos de contacto con otros fetichismos.

El restifismo o retifismo

En este artículo te hablamos del origen del término restifismo, una palabra que sirve para nombrar el fetichismo del calzado y que deriva del apellido de Restif de la Bretonne, un autor libertino francés del siglo XVIII que fue el primero en hablar de este fetichismo tan común y que se manifiesta de tantos modos distintos.

Autonepiofilia: ¿el fetichismo de Peter Pan?

En el intrincado mundo de los fetichismos no es difícil tropezarse con una de esas palabras que nos hace arrugar el entrecejo y preguntarnos: “pero esto… ¿qué significa?”. El fetichismo del que hablamos en el artículo de hoy tiene un nombre de ese tipo: autonepiofilia, un tipo de fetichismo al que muchas personas llaman infantilismo parafílico. En este artículo te vamos a hablar de los autonepiofílicos o bebés adultos.

La atracción por la discapacidad

Del mismo modo que en un artículo anterior afirmábamos que BDSM y discapacidad no tienen por qué estar reñidos y que la persona con diversidad funcional, como persona que es, es una ser sexual y, por tanto, que puede ser amante, por ejemplo, de las sexualidades alternativas y de las prácticas BDSM, también podemos afirmar que, en ocasiones, la misma discapacidad, así como sus objetos y símbolos, se convierten en fetiche.

El pigmalionismo y el mito de Pigmalión

¿Qué relación guardan el pigmalionismo con la agalmatofilia? ¿Por qué este fetichismo toma su nombre del mito de Pigmalión? En este artículo repasamos la versión que del mito de Pigmalión dio el escritor romano Ovidio en su obra «Las Metamorfosis» y realizamos una doble definición del término pigmalionismo.

Cinco sentidos, sexo y fetichismos asociados

El sexo y su práctica guarda una relación directa con los sentidos. El sexo, de hecho, debería ser puro sentir. Poner los cinco sentidos en la práctica sexual es la mejor manera de extraer lo mejor de él. Los sentidos son, también, la puerta de entrada a los fetichismos. En este artículo realizamos una serie de consideraciones generales sobre la relación entre los cinco sentidos, el sexo y el fetichismo.

Macrofilia o la adoración de las gigantas

El tamaño importa, vaya que si importa. Al menos para los macrofílicos. ¿Que qué es un macrofílico? Un hombre que siente una atracción sexual irrefrenable por las mujeres enormes, grandes, gigantescas. El macrofílico encuentra su fetiche al contemplar los comportamientos de las gigantas. Es ahí donde encuentran su estímulo. Ahí y en, por ejemplo, imaginar que son aplastados o devorados vivos por estas mujeres mucho más grandes que ellos. En este artículo intentamos analizar la macrofilia y el comportamiento de los macrofílicos.

El candaulismo

Hay quien lo llama candalagnia, pero la manera habitual de referirse a este fetichismo del que vamos a hablar en este artículo de InfoBDSM es candaulismo . Al decir candaulismo estamos hablando de un fetichismo consistente en experimentar la necesidad de exponer a nuestra pareja o algunas imágenes de ellas ante otras personas para, así, obtener gratificación erótica.