Sexhop Online

Propiedad y BDSM

El de la propiedad es un concepto fundamental en el universo BDSM. Un sumiso o esclavo lo es siempre en relación a una parte dominante. Si esta relación es una relación estable (esto es, si el esclavo lo es siempre para el mismo Amo), esta relación de dominio o propiedad del segundo sobre el primero se simboliza con el empleo de una marca.

La marca de propiedad que determina la que un Amo ejerce sobre un esclavo puede ser de diferentes tipos. Serán Amo y sumiso quienes determinen el tipo de marca de propiedad a usar, su grado de exhibición, así como su carácter temporal y permanente o el que sea reconocible por cualquiera o lo sea sólo por iniciados.

Las marcas de propiedad suelen identificar las relaciones 24/7, pero no es necesario alcanzar ese grado de compromiso y compenetración para usar una marca de propiedad en el BDSM.

Veamos a continuación cuáles pueden ser algunos de los símbolos o marcas de propiedad BDSM más comunes.

El collar

El símbolo de propiedad o marca de propiedad más conocido del universo BDSM es, sin duda, el collar. El collar es, en esencia, el símbolo externo y público de la relación consensuada existente entre una parte dominante y una parte sumisa.

De entre los tipos de collar podemos destacar los siguientes:

  • Collar de adiestramiento.
  • Collar de bondage.
  • Collar de castigo.
  • Collar de inmovilización.
  • Collar de juego.
  • Collar de paseo.
  • Collar de protección.
  • Collar de prueba.
  • Collar de quitaipón.
  • Collar de propiedad.
  • Collar virtual (ambivalente, de adiestramiento, de iniciación, de propiedad, de protección, de prueba).

Tatuajes

El tatuaje o tattoo puede ser, también, una excelente marca de propiedad BDSM. Gracias al tatuaje se modifica el color de la piel realizando en ella con tinta u otro pigmento que se introduce bajo la epidermis un dibujo, figura o texto.

Los tatuajes han formado parte de la historia de muchas culturas. En ocasiones han tenido una motivación religiosa. En otras, decorativa. En el universo del BDSM se pueden utilizar como marca de propiedad tatuando en la piel del sumiso el nombre de la parte dominante, sus iniciales o algún tipo de dibujo o símbolo que tenga un significado especial para las dos partes de la relación BDSM.

El lugar del cuerpo en el que se realice el tatuaje determinará el grado de publicidad que se quiera dar a la relación de dominio y sumisión existente entre las dos partes.
Esta marca de propiedad BDSM puede ser temporal o permanente dependiendo del tipo de pigmento que se utilice.

Al sumiso puede tatuársele, por ejemplo, un código de barras. Este código de barras, además, puede servir para registrar al sumiso. ¿Dónde? En el The slave register (TSR). Este registro, al que dedicaremos próximamente un post en exclusiva, proporciona lo que se conoce como el slave register number, un número de registro en exclusiva que servirá para identificar una relación Amo-esclavo y oficializarla ante todo el universo BDSM.

Escarificaciones

De entre las marcas de propiedad BDSM la escarificación es, seguramente, una de las más llamativas y radicales. Una escara no es otra cosa que una cicatriz producida por un corte (superficial o profundo) o por una quemadura causada tanto con fuego como con algún tipo de producto químico.

Diversas culturas han practicado la escarificación o acción de provocar la aparición de escaras como formas de realzar la belleza de la mujer y, en algunos casos, para simbolizar la bravía de los guerreros. En occidente, actualmente, la escarificación se utiliza como una forma de tatuaje.

Marcado al fuego

De entre las marcas de propiedad BDSM ésta es, también, una de las más extremas. La cauterización, pues así se denomina, en terminología médica, esta práctica, es la praxis consistente en realizar una quemadura en el cuerpo y es, en definitiva, una forma muy particular de crear escaras.

La electrocauterización y la cauterización química son, básicamente, las dos formas que se utilizan actualmente para crear estas marcas de propiedad BDSM.

Cuando la marca la realizamos, como si se tratara de un animal, con un hierro candente, la práctica recibe el nombre de branding. Esta práctica, que forma parte de las prácticas sadomasoquistas, puede ser utilizada, también, para realizar marcas de propiedad BDSM.

Antes de realizar este tipo de marcas de propiedad debemos saber cómo tratar las quemaduras para, de ese modo, evitar el riesgo de infecciones.

Perforaciones

No importa que los piercings sean un tipo de complemento de uso bastante extendido en la actualidad. También en el universo BDSM pueden actuar como marcas de propiedad.

Los piercings o perforaciones con algún tipo de adorno pueden servir para expresar valores de carácter religioso, cultural o espiritual. El piercing, además, pueden simbolizar la pertenencia a un tipo determinado de subcultura, una simple expresión de moda, una muestra de inconformismo o rebeldía y, también, un detalle destinado a realzar el erotismo de quien lo luce.

La realización de perforaciones y la colocación de piercings, bien sea con finalidad meramente ornamental bien como marca de propiedad BDSM, debe realizarse siempre extremando las medidas sanitarias. De no hacerlo así podría sufrirse algún tipo de infección.

Si deseas conocer algo más sobre los tipos de piercings genitales masculinos existentes consulta el artículo que en nuestro blog dedicamos a dicha práctica. Habiéndolo hecho, quizás tengas ya los elementos suficientes para decidir qué tipo de marca de propiedad deseas utilizar para simbolizar tu relación BDSM.


UN COMENTARIO PARA ESTA ENTRADA: “Marcas de propiedad en el BDSM”

  • Fran

    11 enero, 2018 de 4:09 AM

    Me encantaria que en este articulo se hubieran incluido imagenes de los diferentes tipos de collares

Dejar una respuesta