La escarificación

Sexhop Online

La escarificación, una costumbre tribal

En demasiadas ocasiones se tiene del BDSM una visión equivocada. Se le suele ver como un baúl en el que cabe todo tipo de práctica y no es así. Hemos hablado de los juegos con cera, de los juegos con electricidad, del uso de la pala azotadora y del flogger; hemos hablado de cómo se puede utilizar la raíz del jengibre para practicar el figging y de cómo las sondas vesicales pueden convertirse en un fantástico instrumento para practicar el medical play. Ahora vamos a hablarte de una técnica que algunas personas introducen en sus prácticas BDSM pero que no debería ser considerada como tal.

La técnica de la que estamos hablando es la escarificación. La escarificación, definida como aquella acción destinada a producir escaras en la piel mediante el uso de bisturís, cuchillos, cuchillas, ganchos, agujas, cristales, etc., ha sido a lo largo de la historia una técnica utilizada por muchas tribus africanas u americanas con diferentes finalidades. Algunas mujeres de estas tribus han utilizado la escarificación de manera decorativa. En las tribus de esas mujeres impera la visión de la piel lisa como una piel inacabada y es por eso que las mujeres, para mostrarse más atractivas, proceden a realizar cortes con cuchillos en su piel. En otros lugares, por su parte, la escarificación se ha usado con finalidades simbólicas, mágicas, como rito de iniciación o ha servido para recordar a los antepasados.

En algunas tribus se han encontrado casos en los que la escarificación se realizaba insertando al mismo tiempo sustancias en la piel que hacían que ésta cambiase de color. En cierto modo, estas prácticas eran algo así como una combinación de escarificación y tatuaje.

Las escarificaciones son cicatrices producidas por cortes o por quemaduras. Superficiales o profundas, las escarificaciones producen una costra de color oscuro. La muerte de los tejidos es lo que produce ese tono oscuro en las escaras, que no se realizan con agujas sino con cuchillos.

Una de las técnicas más comunes a la hora de realizar las escarificaciones es la de realizar determinados tratamientos con cenizas vegetales para conseguir que las cicatrices adquieran relieve.

Tipos de escarificaciones

Dentro de las tribus estudiadas por los antropólogos podemos encontrar diversos tipos de escarificaciones:

  • Escarificaciones guerreras. Este tipo de escarificaciones estaba destinado a dar fe del valor y virilidad del hombre que las llevara. En principio, estas escarificaciones debían servir para que el hombre ganara puntos frente a la mujer. La escarificación del guerrero de una de estas tribus vendría a ser como la medalla de nuestros generales.
  • Escarificaciones femeninas. La finalidad de las escarificaciones femeninas es fundamentalmente erótica. Es decir: este tipo de escarificación es utilizado para realzar la belleza de la mujer y hacerla más atractiva para el hombre. En muchos casos, los cortes están realizados en las nalgas. En otros, componen dibujos geométricos que convergen en los órganos sexuales. Se sabe que la civilización maya utilizaba este tipo de escarificación para realzar el atractivo femenino.
  • Escarificaciones religiosas. Este tipo de cortes son los que distinguen a los líderes espirituales de la tribu o los que se practican al realizar un ritual determinado.
  • Escarificaciones supersticiosas. Se han localizado tribus que realizan escarificaciones con la finalidad de ahuyentar a los malos espíritus. Estas escarificaciones, que son realizadas habitualmente por los curanderos de las tribus, suelen realizarse marcando contornos alrededor de los diferentes orificios corporales, del ombligo o de los órganos sexuales.
  • Escarificaciones tribales. Este tipo de escarificaciones sirven para distinguir a los miembros de una tribu o para dar indicaciones sobre la edad o el estado civil de una persona. Por ejemplo, pequeñas cicatrices en la cara de un bebé indican en algunas tribus que ese bebé ha sido destetado. O un conjunto de cicatrices en zigzag en las piernas de una mujer puede indicar, en algunas etnias, que esa mujer ya está apta para ser elegida como esposa.

No hace falta decir que la escarificación no es una práctica demasiado recomendable. ¿Qué necesidad hay de dejarse el cuerpo marcado de cicatrices para gozar de una sesión S/M? Un corte puede producir una infección, una hemorragia o un daño permanente en la piel (queloides o verdugones), algo que después no podrá ser borrado. Esto implica que, en caso de querer introducir la escarificación en una práctica BDSM, ésta debe ser realizada siempre con alguien con la suficiente experiencia como para garantizar un mínimo de seguridad.

Limpieza absoluta con el objeto empleado para realizar el corte y uso de antisépticos son condiciones sine qua non para realizar escarificaciones dentro del ambiente BDSM.

La escarificación es, también, una de las técnicas más arriesgadas que realizan algunos artistas del tatuaje. Sabiendo de los riesgos que encarnan, no todas las personas que realizan tatuajes se arriesgan a realizar este tipo de prácticas.

Como hemos dicho, la escarificación no debería ser considerada una práctica BDSM ni debería realizarse en el ámbito del BDSM. Si la hemos introducido en esta sección es sólo porque hay personas que sí las incluyen en sus prácticas BDSM y porque considerábamos necesario advertir de los riesgos que esta práctica conlleva.


Dejar una respuesta