Presiona ESC para cerrar

Sadomasoquismo

En las prácticas sadomasoquistas, el dolor es la fuente de placer y se utiliza en el marco de una relación sexual para disfrutar. Se compone de Sadismo (infligir sufrimiento para acceder al placer) y el Masoquismo (recibir este sufrimiento para alcanzar el mismo placer)

Aspectos legales de la práctica BDSM

Toda práctica BDSM gira alrededor de una palabra: consentimiento. Amparándonos en ella corremos el riego de ir en alguna ocasión un poco más allá de lo que marcan los límites de la sensatez. El riesgo del exceso, pues, siempre está presente cuando practicamos BDSM. De hecho, hay prácticas BDSM que, en determinadas ocasiones, pueden llegar a confundirse con determinados tipos delictivos que aparecen recogidos como tales en el Código Penal. En este artículo queremos hablar de cómo, en determinados momentos, el BDSM puede entrar en colisión con determinados artículos del ordenamiento jurídico español.

Mapplethorpe: la provocación BDSM

«The Mineshaft» fue un exclusivo club de sexo y punto de encuentro de gays amantes del BDSM ubicado en el neoyorquino barrio de Greenwich Village. El The Mineshaft estuvo abierto durante poco más de nueve años. Esos nueve años le bastaron para convertirse en un lugar mítico. En gran parte, esa fama le vino del impacto que causaron las fotografías BDSM realizadas por Robert Mapplethorpe y en las que se retrataba el ambiente BDSM que se podía contemplar en el The Mineshaft.

¿Cómo utilizar las esposas en los juegos BDSM?

La inmovilización es una de las prácticas más habituales en el BDSM. Ésta suele realizarse con cuerdas o cintas, pero existe un instrumento que, con un marcado carácter fetichista, puede resultar muy útil en las prácticas de inmovilización. Ese instrumento son las esposas. Las esposas resultan muy vistosas y, sin duda, dan mucho juego en las prácticas BDSM y también en aquellas prácticas “vainilla” a la que se le quiere dar un toque especial. Lo que no hay que olvidar nunca, tanto si las esposas se utilizan para juegos de rol dentro de una relación “vainilla” como si se utilizan dentro de una práctica específicamente BDSM, es que hay que saber utilizarlas.

El sado: placer más allá de los genitales

Son muchas, sin duda, las prácticas que pueden llevarse a término mientras escenificamos una escena sado. Unas más espectaculares, otras menos, todas ellas están llamadas a cumplir una función dentro del universo del sado. Algunas de ellas, además, resaltan algo característico del sado y que es lo que queremos recalcar en el artículo de hoy. Ese algo es que las prácticas sadomasoquistas convierten a todo el cuerpo en lugar posible de experimentación del placer.

La negación del orgasmo

Con la expresión anglófona de «Tease and Denial» se conoce una práctica habitual en el universo BDSM, la de la negación sexual erótica o negación del orgasmo, una de las formas que puede adoptar el control del orgasmo. En este post te hablamos sobre esta práctica sexual propia de las prácticas BDSM y también del orgasmo arruinado, la negación total del orgasmo y el orgasmo a largo plazo.

Instrucciones para crear la propia mazmorra BDSM

La mazmorra es al BDSM lo que la piscina al waterpolo o el auditorio a la orquesta: su hábitat natural. En la mazmorra el flogger no desentona y las cuerdas no deben ocultarse en cajón alguno, apartadas de miradas indiscretas. Todos los accesorios propios de la práctica del BDSM, desde el látigo a la pala pasando por las esposas, el espéculo, la vara o los diferentes utensilios para practicar el CBT tienen su espacio en ella. Aquí te damos las instrucciones necesarias para construir tu propia mazmorra para BDSM.

Mortificación religiosa y prácticas sadomasoquistas

Desde que el Marqués de Sade describió algunas delirantes escenas sadomasoquistas ambientadas en lóbregos monasterios, son muchas las ocasiones en que las prácticas sadomasoquistas han estado inspiradas en una cierta ambientación religiosa. En este post vamos a ver cómo dos de las prácticas que habitualmente suelen utilizarse en las prácticas sadomasoquistas (flagelación y cilicio) están íntimamente ligada a la historia del cristianismo.

El gancho anal o Anal Hook

En esta sección hemos hablado de todo tipo de implementos para gozar de la práctica del BDSM. Hemos hablado de pinzas y de espéculos, de látigos y de sondas vesicales, de cuchillos y cuerdas… Ahora nos toca hablar de un instrumento que puede prestar mucho juego en las prácticas BDSM: el gancho anal o Anal Hook. Conoce sus tipos y sus usos leyendo este post.

Los floggers

En un post anterior analizamos de manera general los diferentes tipos de látigos multicolas que son utilizados en la práctica BDSM y señalamos cómo éstos se dividían en ‘floggers’ y ‘cats’. En aquel artículo vimos cómo los segundos eran utilizados para aplicar castigos más severos. Los ‘floggers’, mientras tanto, acostumbran a ser utilizados para un tipo de práctica sado en la que prima más la visualidad que la severidad. En este post vamos a hablar de ellos.

Cómo usar el cuchillo en el Knife Play

Como es de suponer, para practicar el Knife Play o juego con cuchillo en el BDSM no basta con saber escoger un cuchillo y con saber cuidarlo y mantenerlo en perfecto estado de revista y uso. En su momento ya dimos en esta página los consejos principales a tener en cuenta a la hora de escoger un cuchillo para practicar Knife Play. Pero, una vez con el cuchillo en la mano, ¿cómo debemos actuar con él?

Cómo escoger un cuchillo para practicar Knife Play

El juego con cuchillos o Knife Play es, junto al shibari o el bondage, una de las prácticas más «artísticas» de cuantas forman parte del universo BDSM. Para practicar el Knife Play de una manera segura (si no es segura no es BDSM) hay que dominar a la perfección la técnica de uso del cuchillo. Para ello, el primer requisito es el de saber escoger un cuchillo para Knife Play. En este post te indicamos qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de escoger un cuchillo para Knife Play.