Presiona ESC para cerrar

Info BDSM

Efebofilia: un fetichismo cronofílico

Imposible olvidar un arranque de novela como éste. Es el inicio de la novela Lolita, del autor de origen ruso nacionalizado estadounidense Vladimir Nabokov. En ella, Nabokov cuenta la historia de Humbert Humbert, profesor de literatura francesa y que tiene una obsesión sexual: las muchachas pubescentes, es decir, que aquéllas que se encuentran en el inicio de la adolescencia o, dicho de otro modo, de la pubertad.

El sado: placer más allá de los genitales

Son muchas, sin duda, las prácticas que pueden llevarse a término mientras escenificamos una escena sado. Unas más espectaculares, otras menos, todas ellas están llamadas a cumplir una función dentro del universo del sado. Algunas de ellas, además, resaltan algo característico del sado y que es lo que queremos recalcar en el artículo de hoy. Ese algo es que las prácticas sadomasoquistas convierten a todo el cuerpo en lugar posible de experimentación del placer.

Castigos inmediatos y castigos formales en el BDSM

Los castigos que puede aplicar la parte Dominante pueden clasificarse de múltiples maneras. En este artículo vamos a realizar una clasificación en la que se distinguen dos grandes grupos de castigos diferenciados entre sí por el momento en que se aplican. Los primeros, los llamados castigos inmediatos, son aquéllos que se aplican en el mismo momento en que se comete la falta que debe ser castigada. Los segundos, los denominados castigos formales, son aquéllas que se posponen a una determinada fecha.

Las endorfinas en el BDSM

Entre las actividades que suelen servir para aumentar los niveles de endorfinas encontramos actividades tan variadas como recibir un masaje, tomar el sol, comer chocolate, meditar, cantar o, lo que a nosotros, en esta sección, más nos interesa, practicar BDSM. La parte sumisa experimenta subidones puntuales de endorfina durante todo ejercicio BDSM. La parte Dominante debe saber cómo provocar que el cuerpo de la persona sumisa experimente dichas descargas. Y debe saber graduarlas y modularlas.

¿Qué es y qué no es el BDSM?

Uno de los términos que más popularidad ha ganado en los últimos años es el término BDSM. En buena parte, dicha popularidad se debe a lo que podríamos llamar el “fenómeno Grey”. Todo el mundo habla ahora del BDSM y todo el mundo se permite el opinar sobre él. Y eso, como dijimos anteriormente, implica que no siempre se hable con propiedad cuando se habla de BDSM. Vamos a intentar aclarar aquí lo que es y lo que no es BDSM.

Fetichismo de la sangre menstrual

Dos palabras para hablar de lo mismo: menstruofilia o menofilia. Es decir: fetichismo por la sangre menstrual o fetichismo por la regla. Y es que, aunque a quien no comparte este fetichismo puede parecerle sorprendente, hay hombres y mujeres a quienes les gusta el olor, el sabor y la consistencia de la sangre menstrual. Maanee Chrystal, psicopedagoga holística, incluso llega a recomendar a las mujeres, por motivos que nada tienen que ver con el fetichismo, la ingesta de su propia sangre menstrual.

Penitencias de escritura en el BDSM

Toda relación D/s lo exige. Tarde o temprano se debe imponer una penitencia. Son inimaginables los juegos BDSM sin las penitencias o castigos. En este post vamos a recoger diversos tipos de penitencia que, en un momento dado, pueden servir a la parte Dominante de una relación D/s para imponer algún tipo de castigo a su sub y que tienen que ver, de una forma u otra, con la escritura.

¿Qué es la dendrofilia?

¿Quién no ha pensado alguna vez en las utilidades sexuales de un pepino? Quien más quien menos puede imaginar que el utilizar un calabacín a modo de dildo no sería en modo alguno motivo suficiente para ser premiado por la originalidad erótica. Nuestro imaginario pornográfico ha dado a la zanahoria utilidades mucho más divertidas que la de servir de acompañamiento en un plato o la de dar color y sabor a una ensalada.

Aspectos médicos del Bondage

El Bondage puede ser una práctica muy visual y excitante, pero también muy peligrosa si no se realiza con todos los cuidados necesarios. En este post queremos recoger algunos de los problemas de salud que podrían derivarse de una mala praxis del Bondage. Con ello queremos recalcar la importancia de dominar la técnica antes de realizar determinados juegos y, por supuesto, la de ajustarse a las más estrictas normas de seguridad cuando se practica Bondage.

Snctm: un club sexual ultrasecreto para ricos

75 mil dólares al año. Eso es lo que cuesta la inscripción en un club muy especial. El club se llama Snctm y es un club erótico privado. ¿Su sede? Ninguna en particular. Lo socios de Snctm se reúnen en mansiones lujosas cuya ubicación es comunicada mensualmente a los socios de este exclusivísimo club del que forman parte desde estrellas de Hollywood a jóvenes magnates de Silicon Valley pasando por tiburones de Wall Street.

Tipos de sumisas primerizas en los foros BDSM

Realizar cualquier tipo de tipología implica siempre un riesgo: el de la simplificación. Al realizar una tipología eliminamos esos matices que son los responsables de que, por ejemplo, no existen, como hemos dicho, dos sumisas iguales. A pesar de ello, creemos que siempre es preferible pecar de ello que no de resignarse a meter en el mismo saco a todo lo que, de manera aproximada, puede parecerse.