Presiona ESC para cerrar

cbt

Instrumentos para la práctica del CBT

El CBT o tortura de los genitales masculinos es una de las prácticas más comunes en el BDSM cuando la parte sumisa del juego es un hombre. El Cock and Ball Torture (de esta expresión proceden las siglas CBT) o tortura de polla y huevos puede practicarse tanto con la mano como con una serie de dispositivos o instrumentos diseñados para cumplir dicha función. En este artículo te hacemos un listado de algunos de esos instrumentos para la prácticta del CBT.

Lesiones que pueden derivarse del CBT

Dentro de las prácticas BDSM, el CBT o tortura de los genitales masculinos, es una de las más agresivas. Tanto cuando se realiza con las manos como cuando se realiza con los múltiples instrumentos diseñados para aplicar este tipo de tortura, el CBT implica, si no se practica extremando al máximo las medidas de seguridad, un riesgo evidente para una zona de la anatomía masculina especialmente sensible. En este artículo te exponemos algunas de las lesiones genitales masculinas más comunes provocadas por la práctica del CBT.

La atadura genital

¿Has pensado en aprovechar las técnicas del shibari o el bondage para aplicarlas a un juego CBT de mediana intensidad? En este post vamos a explicarte en qué consiste la atadura genital, qué tipo de cuerda debe utilizarse para practicarla de una manera segura y vamos a enseñarte a realizar una sencilla atadura genital llamada «la columna de Salomón».

La fantasía de la Reina

El asistente de la Reina, ese sirviente que sirve para todo, desde fregar los suelos a dar un homenaje oral a su Ama, es una imagen muy excitante para cualquier dominante. Si este asistente, además, aparece completamente feminizado, el impacto visual de la representación de esta fantasía y la satisfacción que puede crear en Dominantes y Sumisos pueden ser extraordinarios.

La seguridad en la práctica del Sado

Decimos que debe ser seguro porque debe asegurarse, antes de su práctica, que todas las partes implicadas en un acto o escena han tomado las precauciones necesarias para garantizar esa seguridad para todos los interesados. Y esa seguridad, tenlo en cuenta, no debe ser sólo física. También debe serlo mental. Ningún juego sexual ni de sado debe desequilibrar la estabilidad emocional de nadie. Esto es para enriquecerse sensitivamente y gozar, no para desequilibrarse mentalmente.

La seguridad en los juegos CBT

El CBT, estos juegos basados en experimentar pequeñas torturas con polla y cojones no son, exactamente torturas. La palabra “tortura”, de hecho, sólo se utiliza como una forma, quizás cómoda, de describirlo. Visualmente puede parecerlo, pero la interioridad del juego y el placer obtenido gracias al mismo desmienten esa concepción del mismo como verdadera tortura.

Anatomía masculina básica – Parte III

El cordón espermático es un conjunto de tubos (piensa en él como en un cable telefónico, que agrupa varios hilos) que sujeta el testículo. Hay uno a cada lado. Están protegidos por el tejido conectivo y contienen las arterias y las venas que llevan sangre al testículo, los nervios y la primera sección de los vasos deferentes. Si el cordón espermático se retuerce, el testículo puede sufrir daños irreparables.

Anatomía masculina básica – Parte II

El escroto es el «saco» que contiene los testículos. Está formado por piel y una fina pero muy flexible capa de músculo. Cuelga por debajo del pene y tiene una fina capa divisoria de tejido muscular que lo divide en dos compartimentos, cada uno de ellos destinado a un testículo. Externamente, las dos mitades del escroto están divididas por una cresta delgada (esa especie de costura que recorre los testículos de una punta a otra) a la que se llama rafe perineal.

Los juegos CBT (tortura en pene y testiculos) – Parte II

La mayoría de las escenas CBT no empiezan ni se desarrollan centrando su atención específicamente en los genitales, a pesar de que sea en ellos, precisamente, donde el juego acabe. Para que éste se desarrolle correctamente, hay que tener en cuenta que el proceso no debe, en modo alguno, precipitarse.

Los juegos CBT (tortura en pene y testiculos) – Parte I

Los juegos CBT (tortura en pene y testículos) pueden ser para muchas personas una experiencia máxima, casi metafísica. Puedes llegar a una intensa experiencia corporal a través de la concentración física y mental. Piensa en el papel que en estos juegos puede desempeñar las endorfinas y el modo en que se liberan.

Una introducción gradual al CBT

Las prácticas CBT consisten en estimular los genitales, bien sea con la flagelación, la compresión, la constricción, la aplicación de pequeñas descargas eléctricas, etc. Hay multitud de juguetes e instrumentos diseñados y a la venta para poder ejecutar correctamente todos estos juegos.