Sexhop Online BDSM

Isabella nos presenta este artículo.

Isabella es una Prostituta de lujo. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: BDSM.

Tortura con las manos o con juguetes

El CBT o tortura de los genitales masculinos es una de las prácticas más comunes en el BDSM cuando la parte sumisa del juego es un hombre. El Cock and Ball Torture (de esta expresión proceden las siglas CBT) o tortura de polla y huevos puede practicarse tanto con la mano como con una serie de dispositivos o instrumentos diseñados para cumplir dicha función.

Si se utiliza la mano, la parte dominante podrá coger los testículos del sumiso con una mano y podrá tirar de ellos hacia abajo, apretando poco a poco para incrementar el dolor que aquél pueda sentir, o podrá, también, golpear tanto el pene como los testículos con mayor o menor fuerza. Como vimos en nuestro post anterior, golpear el pene cuando éste se encuentra erecto puede resultar peligroso para él.

Durante la práctica del CBT, los genitales masculinos también pueden ser torturados con los pies. En eso consiste precisamente el trampling, una de las formas de CBT con nombre propio, en pisar los genitales masculinos tanto con zapatos (en este caso, la conexión con el fetichismo de los zapatos es evidente) como sin ellos.

Otra de las formas de CBT que tiene un nombre propio es el ballbusting, una práctica BDSM consistente en que el sumiso reciba puñetazos, rodillazos o patadas en los testículos. Éstas serían, seguramente, las formas extremas de golpear los testículos, pero hay otras formas que acostumbran a ser muy llamativas y excitantes y que precisan de la utilización de algún tipo de instrumento para CBT. Un pequeño látigo de cuero, la baqueta de un xilófono o un lápiz podrían ser, por ejemplo, buenos instrumentos para la práctica del CBT.

Las cuerdas, igualmente, serían una buena opción para torturar los genitales masculinos durante la práctica del CBT. Para este tipo de juego hay que utilizar una cuerda suave, de algodón, de unos 3-4 mm de grosor, y extremar al máximo las precauciones para no causar alguna lesión en los testículos o el pene del sumiso.

Instrumentos CBT para usar pesas

Al utilizar las cuerdas se puede, también, jugar con pesas que sirvan para aumentar la presión sobre los testículos del sumiso, aunque la mejor opción, a la hora de practicar CBT, es recurrir a los diferentes utensilios que la industria erótica ha creado para ello. Entre los diferentes instrumentos CBT que podemos utilizar para introducir el uso de pesas en nuestras prácticas BDSM podemos distinguir los siguientes:

  • Paracaídas o parachute. De forma cónica y generalmente de cuero, el paracaídas o parachute es una especie de collar que se sujeta alrededor del escroto. Este instrumento para CBT acostumbra a tener algunas cadenas cortas por debajo. Estas cadenas son las que se utilizan para colgar las pesas. Este tipo de juguete erótico para la práctica del CBT es muy práctico, pues es muy fácil de poner y quitar y suele cerrarse con remaches o hebillas.
  • Ball stretcher. Este instrumento para CBT cumple la función de proporcionar a los testículos una sensación de peso al separarlos del cuerpo. A la hora de escoger un ball stretcher hay que evitar que sea demasiado estrecho, pues podría llegar a cortar la circulación de la sangre, lo que sería peligroso para los testículos. En el mercado se pueden encontrar instrumentos de este tipo de muchos tipos. Los más tradicionales son los de metal y los de cuero, aunque los de materiales elásticos resultan muy prácticos. Los ballstretcher pueden tener unas pequeñas anillas a los lados. Estas anillas se utilizarían para colgar pesos. Estos instrumentos para la práctica del CBT pueden utilizarse también con otras finalidades. Para simular que los testículos cuelgan más, por ejemplo. O para dar la apariencia de que se tiene un pene más grande. O para retrasar la eyaculación al dificultar que los testículos suban ligeramente como suelen hacerlo cuando el hombre eyacula.
  • Ball butcher, ball crusher o aplasta o tritura huevos. Este instrumento para CBT sirve para aplastar lentamente los testículos mediante el giro de una tuerca o tornillo, y pueden estar hechos de metal, madera o de material acrílico transparente. Este último material, aunque puede resultar un tanto “frío”, permite ver los testículos aplastados, lo que puede ser muy interesante en una práctica CBT.
  • Palillos chinos. Los palillos chinos, unidos entre sí por sus extremos con dos gomas elásticas, pueden resultar muy útiles como instrumentos para la práctica CBT.
  • Humbler Ballstretcher. Nos costaría encontrar una traducción castellana para este utensilio CBT. Al humbler (así se le acostumbra a llamar) podríamos describirlo como una especie de cepo que, colocado en la parte posterior de los muslos, atrapa los testículos. Con el humbler colocado, el sumiso no puede ponerse de pie (a no ser que desee auto-arrancarse los testículos). En algunos juegos CBT se suele utilizar el humbler conectándolo a una unidad de electrosex para, de una manera suave y controlada, castigar los testículos con pequeñas descargas eléctricas.
  • Pinzas. Un buen instrumento para CBT son las humildes pinzas de tender la ropa. Si se desea algo más sofisticado para ejercer un mayor control sobre el acto de torturar los testículos o el pene con las pinzas, se pueden buscar unas pinzas con presión regulable.
  • Bandas de cera depilatoria. Este objeto doméstico puede servir para infligir una tortura CBT especialmente dolorosa.
  • Cera. Otra forma de tortura CBT puede basarse en el hecho de verter cera caliente sobre los genitales. Para aplicar este tipo de tortura sobre los genitales del sumiso hay que tener muy en cuenta y valorar muy bien el tipo de cera que se usa y a la temperatura y distancia de los testículos que se vierte.
  • Electrosex. La aplicación de electricidad puede ser una de las opciones con las que pueden contar quienes vayan a realizar una sesión CBT. Aparte de la regulación de la intensidad de las descargas, los aparatos de electrosex de calidad que pueden encontrarse en el mercado (nosotros siempre recomendamos el uso de un aparato de este tipo) permiten la adaptación de accesorios como dilatadores, pinzas, plugs, correas, etc.
  • Rueda Wartenberg. A este aparato se le conoce también como pinwheel o neurowheel y, aunque no es propiamente un instrumento CBT (proviene del mundo de la neurología) sí resulta muy útil para torturar con su rueda dentada los genitales masculinos.
  • Dilatadores de uretra. En nuestro artículo “El juego uretral” hablábamos largo y tendido del uso de este tipo de instrumentos para CBT y exponíamos cómo debe realizarse esta práctica propia del “medical play” y qué medidas de seguridad deben tomarse para hacerlo.
  • Agujas. El juego con agujas (ya lo vimos en nuestros artículos “Agujas en las tetas” y “El juego con agujas”) es una de las prácticas BDSM a las que suelen recurrir los amantes del BDSM más extremo. Saber cómo y dónde perforar y qué medidas de seguridad hay que tomar para hacerlo es imprescindible a la hora de ejecutar esta práctica BDSM. Cuando la misma forma parte de un juego CBT, las medidas de seguridad se deben extremar al máximo.

utensilios para CBT

Dejar una respuesta