En BDSM, cuando se habla de Disciplina Inglesa se está hablando de todas aquellas prácticas sexuales en las que, en mayor o menor medida, tiene presencia la flagelación. Hay quien incluye esta práctica en los terrenos del sadomasoquismo, pero también podemos considerarla una práctica propia de los juegos de rol o, también, de los juegos D/s.El nombre de disciplina inglesa está vinculado a los duros castigos que se imponía en las escuelas inglesas de la época victoriana a los alumnos y alumnas díscolas.

Instrumentos empleados en la disciplina inglesa

La disciplina inglesa o flagelación erótica puede practicarse de muchos modos y empleando instrumentos y técnicas muy distintos entre sí. Se puede aplicar de la forma tradicional (es decir: usando las manos para propinar las correspondientes nalgadas, de las que ya hablamos en nuestro artículo «Disciplina y nalgada») o se puede practicar utilizando instrumentos clásicos como la vara, el cinturón, la caña de bambú, la regla de madera, etc. Los más sofisticados pueden utilizar también la pala de azotar o pala de spanking o el flogger o gato de nueve colas

.

flagelación y BDSM
Vamos a ver a continuación cómo pueden emplearse todos estos instrumentos.

Vara o bastón

El bastón es un instrumento de carácter disciplinario que se suele utilizar en la práctica del spanking. Lo habitual es utilizar bastones trabajados y preparados pero también puede utilizarse una rama de arbusto desbrozada. Quien utilice un instrumento de este tipo, sin embargo, debe saber que las marcas pueden ser más intensas que si se usan bastones trabajados. A la hora de buscar un bastón para practicar la disciplina inglesa lo mejor es buscar bastones de abedul o bambú con pocos o ningún nudo.

El dolor que se inflige con el bastón es un dolor muy localizado y severo y acostumbra a dejar marcas en forma de línea recta. Este implemento para la flagelación erótica debe ser utilizado con sumo cuidado y midiendo bien la intensidad de los golpes, pues puede provocar laceraciones.

Cinturón

El cinturón es uno de los más clásicos instrumentos para practicar el castigo inglés. De cuero o de otro material resistente, suele utilizarse doblado por la mitad, sujetando la hebilla para que ésta no golpee al sumiso o esclavo. Uno de los argumentos a favor del uso del cinturón para practicar la flagelación erótica es que permite un relativo sencillo control de la intensidad del golpeo y del lugar en que se aplica.

castigo BDSM

Los mejores cinturones para aplicar la disciplina inglesa son los cinturones de cuero anchos. Cuanto menos anchos sean, más dolor causarán. Para realizar prácticas de castigo BDSM con ellos se recomienda engrasarlos con grasa de caballo o con cualquier tipo de crema hidratante.

Rebenque

El rebenque es una especie de látigo hecho de cuero vacuno y que se emplea en países como Uruguay y Argentina para azotar al ganado. En las tiendas especializadas en productos para la práctica del BDSM se pueden encontrar de muchos tipos y precios. Algunos, muy ornamentados, poseen incluso mango de plata.

Posturas para practicar la disciplina inglesa

Una vez escogido el implemento que vamos a utilizar en nuestra sesión de disciplina inglesa vamos a escoger una postura para practicarla. La flagelación erótica puede practicarse sobre las rodillas o también sobre una mesa, una silla, una cama o sofá o con las manos apoyadas en la pared.

Vamos a darte a continuación una serie de ideas para que puedas practicar la disciplina inglesa.

castigo con nalgadas

Azotes sobre las rodillas

Ésta es una de las posturas más tradicionales a la hora de practicar el azote erótico. El ‘spanker’ o azotador se siente y el ‘spankee’ o azotado se tumba boca abajo sobre las rodillas del primero.

Esta postura, en la que existe un contacto corporal directo y permanente entre los participantes y que permite la fácil inmovilización del ‘spanker’, exige el uso de implementos cortos como podrían ser una pala de azotar, una zapatilla, un cucharón de madera, una vara pequeña, una regla corta, etc.

Azotes sobre una mesa

A la hora de practicar la flagelación erótica sobre una mesa podemos escoger entre dos variantes:

  • El azotado apoya manos y antebrazos en la mesa. Una vez colocado así, tendrá la vista mirando al frente o deberá pegar la nariz a la superficie de la mesa. Esta postura facilita que el azotador pueda flagelar tanto los muslos como las nalgas del azotado. Esta postura, además, permite el uso de todo tipo de implementos de azote y flagelación.
  • Tendido completamente sobre la mesa, el azotado se agarrará con las manos al extremo opuesto de la misma (se colocará en posición transversal a ella) y cruzará las piernas en el aire. Para el azotado ésta es una postura complicada, pues debe mantener el equilibrio.

flagelación BDSM

Azotes sobre una silla

A la hora de practicar la disciplina inglesa podemos recurrir a una silla para escoger entre varias posturas:

  • Quien va a ser azotado se inclina sobre una silla y apoya sus manos en su asiento. Esta postura permite al azotador acceder fácilmente tanto a las nalgas como a los muslos del azotado. Una variante de esta postura para flagelación erótica podría consistir en que el azotado apoyase el estómago en el respaldo de la silla apoyando las manos en el borde del asiento. Colocado así, el azotado queda con la cabeza levantada. En estos casos, suele colocarse al mismo de cara a la pared.
  • El azotado junta las rodillas, las coloca sobre el borde de la silla, y coloca los brazos sobre el respaldo de la misma. En este caso, el azotador solo puede flagelar las nalgas del azotado.
  • Utilizando dos sillas que tienen el respaldo juntas, el azotado se coloca de rodillas sobre una, apoya su estómago en el respaldo de las dos y se apoya con las manos en el asiento de la otra. Colocado así, el azotado queda a cuatro patas y el azotador puede flagelar tranquilamente y sin dificultad tanto sus nalgas como sus muslos. El azotado, a elección del azotador, podrá tener la cabeza erguida o agachada y las piernas juntas o separadas.

Una de las grandes ventajas a la hora de seleccionar estas posturas para disciplina inglesa es que pueden utilizarse todo tipo de implementos, tanto largos como cortos, tanto rígidos como flexibles.

En cualquiera de estas posturas se pueden utilizar todos los implementos, ya sean largos o cortos, más o menos flexibles, etc.

Azotes sobre el sofá o la cama

Tumbado sobre la cama o el sofá y con almohadones bajo el estómago para elevar la pelvis, el sumiso o esclavo ofrecerá sus nalgas para recibir el castigo erótico correspondiente. Cuando se adopta esta postura hay que utilizar instrumentos de castigo no demasiado rígidos. Los instrumentos de cuero serían, en este caso, instrumentos idóneos para este tipo de prácticas bedesemeras.

Azotes con las manos apoyadas sobre la pared

La flagelación erótica puede practicarse también, tal y como hemos señalado antes, adoptando una postura en la que el sumiso azotado quede colocado en ángulo recto sobre la pared. Esta postura es muy incómoda (y, por tanto, muy de castigo) para él. El azotado expone aquí sus nalgas y sus muslos para que el azotador pueda flagelarlo con aquel implemento que se haya pactado. Esta postura, no obstante, permite el uso de cualquier instrumento de azote.