Sexhop Online

Cualquier juego en el que la uretra esté implicada es especialmente peligroso. La uretra es muy delicada y muy fácil de herir. Es por eso que sólo las cosas especialmente diseñadas para colocar en la uretra (por ejemplo, catéteres) deben introducirse en ella. Deben ser estériles y la inserción debe realizarse haciendo un uso generoso de lubricante con base de agua. Hay un montón de historias de terror (muchas de ellas con historiales médicos documentados) acerca de las personas que sufren lesiones graves, que requieren cirugía, etc. debido a haber insertado objetos inapropiados en sus uretras. A juzgar por la literatura médica, la gente se encapricha con los bolígrafos, lápices y cepillos. Olvídate de todo eso. Deja los bolígrafos y lápices en el escritorio y el cepillo en el cuarto de baño. Si te atrae mucho jugar con la uretra, edúcate en primer lugar, aprende a dominar los equipos con los que vas a jugar y la forma de seguir los procedimientos de esterilización cuando estás jugando. Tu mejor opción es, no lo dudes, buscar a un jugador muy experimentado para aprender de él. Todo aprendizaje es mejor cuando se tienen buenos maestros, y el sado no es una excepción en ese punto. Tus futuros socios agradecerán ese aprendizaje y, con ellos, sus penes.

Riesgos, lesiones e infecciones de la uretra

Las lesiones en la uretra acostumbran a tener lugar cuando algo es insertado en la misma. A veces puede suceder incluso cuando la introducción se realiza con mucho cuidado y práctica. Incluso los médicos y las enfermeras en ocasiones, sin querer, dañan la uretra de sus pacientes disponiendo de los mejores equipos y haciendo las cosas de un modo correcto. Hay que tener en cuenta que los cuerpos no siempre reaccionan y se comportan de la manera que esperamos que lo hagan. Si observas sangre en la orina o sangre que mana desde la abertura uretral, acude a un médico. Es posible que un trauma en la uretra produzca algún tipo de cicatrización en los tejidos. Ante cualquier duda y para tu tranquilidad, lo mejor es siempre acudir a un urólogo. Él te dará el diagnóstico adecuado y te facilitará el remedio necesario para que la lesión remita.

Las infecciones en la uretra, o uretritis, puede suceder porque algunos microorganismos se introdujeron en el pene a través de la uretra y por causas debidas al juego, al sexo sin protección o, por qué no, a motivos ajenos tanto a una cosa como a otra. Los síntomas típicos de la infección de la uretra es el ardor al orinar, el orín lechoso, turbio o incluso una supuración amarillo verdosa (se puede supurar también el pus de la infección). Si esto sucede, hay que acudir al médico.

Extracción de un anillo para el pene

No vamos a negarlo. A veces pasa. El pene o el escroto se inflaman de tal modo que es imposible retirar el anillo que el hombre se ha puesto en los mismos. Si te sucede esto, ni se te ocurra recurrir a algún tipo de tijera, cúter, etc. ¿Quieres arriesgarte a realizarte un corte en una zona de tu cuerpo tan preciada? Si no hay más remedio que cortar, visita la sala de urgencias de algún hospital. Pero antes de hacerlo prueba otros medios.

Acuéstate y espera. Si te tranquilizas, muy probablemente tu erección remitirá. Al hacerlo, podrás retirar el anillo sin problemas.

Otra opción que tienes es la de enfriar el pene y el escroto con un baño de agua fría o con una bolsa de hielo envuelta en toallas. La reducción de la erección debido al frío y de cualquier inflamación adicional debe permitir, en un principio, que retires el anillo de tu pene.

Otros grumos y protuberancias

La aparición de cualquier tipo de bulto o protuberancia no tiene por qué ser directamente debida a los juegos del sado, pero el hecho de que aparezcan sí que determina muy directamente el desarrollo del juego. Si observas cualquier tipo de bulto en tu pene o en tu escroto, lo mejor es que renuncies a la práctica del juego hasta que un médico no te haya examinado.

La epididimitis

Llamamos epididimitis a la inflamación o infección del epidídimo, que se caracteriza por una inflamación o protuberancia dolorosa dentro del escroto. Si te sucede algo así debes acudir a un médico para que él realice el diagnóstico adecuado y te dicte el tratamiento a seguir. De hecho, ten siempre presente que cualquier masa extraña detectada en el escroto debería de ser evaluada por un médico.

Hidrocele

La hidrocele es la acumulación de líquido en la membrana de un testículo. Generalmente, las hidroceles son indoloras e inofensivas, pero si no se tratan pueden degenerar en otra cosa, en algo verdaderamente doloroso y ya no tan inofensivo. Por eso es recomendable acudir a un médico siempre que aparezca una. La hidrocele puede ser drenada. Y recuerda siempre lo que ya te hemos dicho: cualquier masa en el escroto, por diminuta e indolora que sea, debe ser evaluada por un médico.

La orquitis

La orquitis es la infección de un testículo. Generalmente va asociada a una inflamación muy llamativa del testículo y suele ser dolorosa. Sin duda, acude al especialista para que evalúe y dicte un tratamiento.

Enfermedad de Peyronie

Cuando se padece la enfermedad de Peyronie, una especie de cicatriz o un tejido repentinamente formado hace que el pene se doble. Al hacerlo la erección puede ser dolorosa y, en ocasiones extremas, imposible. No se conocen exactamente los motivos que hacen que esta enfermedad aparezca y se desarrolle y acostumbra a pasar que desaparezca de forma rápida y espontánea, igual que apareció. En cualquier caso, los tratamientos varían mucho, por lo que siempre es conveniente acudir al médico.

La prostatitis

La inflamación o infección de la glándula de la próstata puede causar dolor, dolor en la ingle, micción frecuente, fiebre y otros síntomas. Al igual que recomendamos con cualquier infección, consulta con un médico si te observas esos síntomas.

Variocele

Hablamos de variocele cuando detectamos una masa de venas dilatadas en el escroto que puede parecer al tacto como una especie de "bolsa de gusanos". Por lo general, la variocele es inofensiva. Aún así, te recomendamos la pertinente visita médica pues, además de resultar incómoda y antinatural, puede perjudicar a tu fertilidad. Por otro lado, no deja de ser una masa que se genera en el escroto, y, ya sabes, te lo venimos repitiendo por tu seguridad: cualquier masa en el escroto deber ser evaluada por un médico.


médico

Dejar una respuesta