Sexhop Online

Entrenamiento del perro humano

Hace unas semanas dedicamos un artículo a una práctica muy habitual en el universo de la Dominación/sumisión: el dog training o entrenamiento de un perro humano. En aquel artículo proporcionábamos una serie de consejos básicos para realizar correctamente el dog training y para que la práctica de éste fuera tan satisfactoria para la parte Dominante como para la sumisa. En esta ocasión vamos a hacer hincapié en el equipo que se puede utilizar para practicar el dog training y en el tipo de órdenes que pueden darse a un perro humano durante su entrenamiento o durante una sesión de dog training.

Equipo para practicar dog training

Al igual que sucede en otros juegos de Dominación/sumisión o, generalmente, en todo tipo de juego de rol, también en el dog training puede resultar muy interesante el uso de un equipo que ayude a ambientar el juego y a dar mayor verosimilitud al mismo.

Un entrenamiento de dog training resultará más exitoso si para realizarlo se utiliza una correa y un collar adecuados. Por suerte, estos instrumentos no son difíciles de encontrar. Basta con acudir a cualquier tienda de mascotas para poder encontrar un collar o una correa que puedan servirnos para nuestros juegos de Dominación/sumisión.

Quien desee comprar una correa para perros para practicar el dog training deberá, previamente, cuál es el material que mejor cuadra con sus gustos personales, ya que en las tiendas de mascota podemos encontrar correas para perros realizadas en muy variados materiales. Entre ellos, los más habituales son el cuero, el nailon o el metal. Sin duda, el metal es el material más vistoso a la hora de ambientar y dar verosimilitud a un juego típicamente BDSM como es el dog training.

Uno de los complementos que mejor pueden servir a los practicantes del dog training son esas correas que pueden extenderse y acortarse a voluntad. Gracias a ellas, la parte Dominante puede permitir que la parte sumisa camine a una cierta distancia de ella sin que por ello pierda el control de la misma. Utilizando este complemento, basta con apretar un botón para que la cuerda de la correa se retraiga. Eso sí: este tipo de correa debe ser utilizada cuando el perro humano ha sido previamente entrenado. Es decir: que no es una correa que sirva para las sesiones de entrenamiento.

A la hora de utilizar la correa la parte Dominante debe tener siempre presente que la acción de tirar de la misma es una acción destinada a corregir una determinada acción del perro humano y para llamar la atención del perro. La parte Dominante que tira de una correa debe tirar de ella para cumplir única y exclusivamente esas misiones. Por eso debe realizarse con mucho cuidado. Se trata de reconducir el comportamiento del perro humano, no de ahogarlo.

Ese cuidado en el uso de la correa en la práctica del dog training se debe extremar más aún cuando se está utilizando un collar de metal que, además, posea unas púas.

Órdenes en el dog training

Una vez escogido el equipo de entrenamiento adecuado para realizar una práctica de dog training, la parte Dominante debe saber cuáles son las órdenes básicas que debe entender y obedecer un perro humano.

Lo primero que el Amo de un perro humano debe saber a la hora de entrenarlo y de darle una orden es que la orden debe ser lo más simple posible. Cuanto más simple sea la orden y menos posibilidad conceda a la ambigüedad, más fácil para el perro humano será obedecerla. Una orden ambigua puede confundir y, en última instancia, angustiar al cachorro humano, afectando así negativamente al resultado final del entrenamiento o práctica dog training.

¿Qué órdenes simples son las que debe utilizar la parte Dominante en una práctica de este tipo? Algunas como las siguientes:

  • Sit: orden a utilizar para que el perro humano se siente.
  • Stay: orden a utilizar para que el perro humano se quede quieto.
  • Down: orden a utilizar para que el perro humano se acueste.
  • Come: orden que debe darse para que el perro humano se acerque a su Amo.
  • Place: orden a utilizar para que el perro humano se quede en algún sitio.
  • Junto: orden que el Amo debe dar para que su mascota humana camine junto a Él.

El Amo puede utilizar estas órdenes o, por el contrario, elegir otras. Eso sí: las palabras escogidas deben ser siempre cortas y, sobre todo, debe procurarse que sean siempre las mismas. Es decir: si deseamos conseguir que nuestro perro humano realice o deje de realizar una determinada acción deberemos utilizar siempre las mismas órdenes. Si cambia las palabras utilizadas, confundirá al perro.

Lo primero que debe enseñar el Amo al perro humano es a sentarse. Una vez haya aprendido eso, la parte Dominante ya podrá fijar su atención en enseñar a la parte sumisa a caminar juntos. En el dog training, ésta es una parte muy importante. Mediante esta fase del entrenamiento, el perro humano aprende a ir hacia donde el Amo quiere, y no hacia donde quiere él.

Para caminar juntos, el Amo debe colocar al perro humano a su izquierda. ¿Por qué? Porque tradicionalmente, cuando el hombre llevaba armas, éstas acostumbraban a tener que ser cogidas (excepto que se fuera zurdo) con la mano derecha. El perro humano, una vez el Amo se ponga a caminar, deberá aprender a hacerlo él también, al lado, sin tirar, atrasarse o atravesarse. En caso de no hacerlo así, el Amo deberá hacer uso de la correa de manera conveniente.

El perro humano que sale a pasear con su Amo no sólo debe saber caminar junto a él. También debe aprender que caminará por los lugares que el Amo decida y durante el tiempo que éste quiera. Y que va a caminar siempre a la izquierda de aquél.


Dejar una respuesta