Sexhop Online

La atadura de muñecas y tobillos

El juego de ataduras eróticas puede ser tan amplio y tan restringido como se desee. En nuestra página hemos visto y recomendado muchos tipos de ataduras. El límite, ciertamente, sólo está donde lo ponga nuestra imaginación. Los grandes maestros del Bondage y el Shibari pueden servirnos de inspiración a la hora de idear complicadas ataduras, pero siempre, siempre, deberemos partir de lo básico. Y lo básico, en Bondage, es inmovilizar o atar las muñecas y los tobillos de la parte sumisa. Para ello hay que saber cómo colocar las muñecas y los tobillos para, de ese modo, reducir al mínimo la posibilidad de que se produzca una lesión. En ese artículo de InfoBDSM vamos a realizar un repaso de las diferentes posiciones que pueden adoptar las muñecas y los tobillos cuando vamos a realizar una atadura bondage o shibari.

Posiciones de muñecas

Para atar las muñecas en una sesión Bondage podemos optar por colocar éstas de cuatro maneras diferentes:

  1. Juntando las palmas de las manos. Colocando las muñecas así, las manos y éstas deben ser envueltas de forma horizontal colocando la cuerda de forma vertical.
  2. Muñecas cruzadas. Colocando las muñecas así, los codos se doblarán de forma natural hacia afuera. Colocando las muñecas y los brazos así, éstos no deben ser nunca forzados hacia adentro, por lo que se debería evitar, al colocar así las muñecas, el realizar ataduras que fijaran los brazos al torso.
  3. Muñecas japonesas. Para adoptar esta posición de muñecas para Bondage los codos se doblan perpendicularmente y los antebrazos se colocan, paralelos, en la parte posterior. En este tipo de posición de muñecas para Bondage, las vueltas de cuerda son verticales y la cincha se coloca de manera horizontal. Este tipo de posición de muñecas y atadura suele utilizarse cuando la persona sumisa tiene los hombros anchos.
  4. Muñecas de Hammerlocked. Este tipo de posición de las muñecas para Bondage se fundamenta en una variación de la posición japonesa básica de shibari. En este caso, las muñecas se cruzan hacia arriba, hacia las axilas. Este tipo de posición de muñecas está muy recomendada para sumisos flexibles y delgados.

Posiciones de tobillos

A la hora de realizar ataduras bondage podemos colocar los tobillos de nuestro/a sumiso/a de tres formas difentes:

  • Colocando los tobillos paralelos. Esta posición de tobillos para Bondage se acostumbra a utilizar cuando lo que se pretende es hacer rodar al sumiso sobre sí mismo.
  • Colocando los tobillos cruzados pero de una forma sencilla y sin forzar demasiado. Al colocar los tobillos así damos a las piernas de la parte sumisa un aspecto muy femenino.
  • Colocando los tobillos muy cruzados. Al atar los tobillos del sumiso o sumisa así se consigue una cosa: que el sumiso o sumisa separe las rodillas. Al hacerlo, tenemos un mejor acceso a los genitales de él o ella.

Experimenta con las diferentes posiciones de muñecas y tobillos para practicar el Bondage de una manera segura. Cada una de estas variantes te proporcionará muchas posibilidades de juego distinto.


Dejar una respuesta