Sexhop Online

Convertibles

Llamamos “convertible” a cualquier objeto que comúnmente no se utiliza con fines sexuales pero que, gracias a la creatividad sexual de una mente imaginativa, puede convertirse en un maravilloso instrumento que ponga un poquito de salsa a nuestros encuentros sexuales. Esa imaginación creativa y una mirada curiosa pueden ser grandes aliadas cuando sales de compras. Ver en lo cotidiano referencias sexuales puede hacer de tu vida algo más animado. Te dejaremos a continuación una lista de objetos cotidianos que podrías utilizar en tus juegos sado.

Pinceles

Como bien sabes, hay una gran variedad de estilos, con cerdas de diferente rigidez y grosor que pueden proporcionarte sensaciones muy diversas cuando acaricien tus genitales.

Las abrazaderas

No necesitas ir a una tienda de productos eróticos para encontrar unas abrazaderas que sirvan para tus juegos, no. Basta que te acerques a una ferretería o a una tienda especializada en productos de carpintería. Búscalas con una medida aproximada de entre una y media y tres pulgadas y piensa que deben cumplir el trabajo de una abrazadera: fijar e inmovilizar. Para hacerlo, no aprietes nunca el tornillo completamente ni lo dejes completamente cerrado. Eso podría causarte lesiones graves. Asegúrate de que la parte plana de la abrazadera no tiene rebabas ni bordes afilados. Quizás debas utilizar una lija de grano fino para pulir esta parte de la pieza. La apariencia de la abrazadera puede ser lo suficientemente heavy como para excitar a los más valientes. Los efectos psicológicos de su uso en mitad de una escena pueden ser muy potentes y por ello resulta imprescindible la negociación de su utilización de antemano.

Los collares para perros

No hablamos de utilizar los collares para perros al modo de los pañuelos para el cuello o las bufandas. No. Hablamos de utilizarlos como accesorios de servidumbre y esclavitud. Lógicamente, no busques el collar de un perro de gran tamaño. Por grandes que sean tus genitales difícilmente tendrán el tamaño del cuello de uno de esos canes. Debes buscar, por tanto, un collar de perro pequeño. Incluso así es probable que debas hacer más agujeros en el collar para asegurar un ajuste apretado. Encontrarás instrumentos (leznas y punzones) para realizar dichos agujeros en ferreterías del cuero o en los talleres casi artesanales de los zapateros. Imagina ahora tus genitales o los de tu pareja sujetos por un collar de caniche. Imagínate siendo paseado por la habitación. Imagínate paseando a tu socio de juegos, completamente desnudo, y con los testículos y el rabo sujetos por un collar de perrita Lulú. ¿No te excita imaginarlo?

Tijeras cortadoras de huevos

¿Sabes a qué nos referimos, verdad? Seguramente los has visto en las tiendas de menaje. Tienen aspecto de tijeras pero sus hojas son curvas y están diseñadas especialmente para cortar un huevo a la altura que desees. Si tu pareja no conoce este instrumento puedes enseñárselo y jugar a las adivinanzas. ¿Sabes para qué sirve?, puedes preguntarle. Si su imaginación es medianamente despierta, seguramente lo adivinará. Si acercas las tijeras a sus cojones, lo adivinará seguramente. Y seguramente sentirá un estremecimiento en la columna vertebral si coges uno de sus testículos y lo colocas justo en el espacio entre las hojas de la tijera. Antes de hacerlo, toma precauciones. Con una lima de metal procura botar los filos de la tijera. Eso evitará pinchazos accidentales. Haz las modificaciones que el instrumento precise para convertirlo en un juguete útil para vuestros juegos.

Plomadas de pesca y perdigones

Los perdigones de plomo y las plomadas para la pesca puedes encontrarlos en tiendas de productos de caza y pesca. Podrás encontrar una gran variedad de pesos, pero creemos que una plomada de pesca de entre 115 y 140 gramos podrían ser suficientes y ofrecerte mucho juego, sobre todo si lo utilizas con un paracaídas. Si es así, recuerda la importancia de no usar demasiado peso. Si lo haces, puedes provocar que el paracaídas estire demasiado y cause daños en los testículos. En cualquier caso, y por fuertes que sean las emociones que deseen sentirse en el desarrollo del juego, se trata de jugar, no de arrancar los huevos a nadie. Modera, pues, el uso del peso.

Para añadir un toque fashion a esos pesos, puedes pintarlos de diferentes colores. De ese modo aliviarás el efecto simplón que el color plomo puede producir en vuestro ánimo.

Espátulas en miniatura

Pequeñas espátulas de goma pueden ser muy útiles para que las utilices como si con los genitales de tu pareja fueran las estrellas centrales de una barbacoa. Puedes coger tanto su polla como sus pelotas con estas espátulas e imaginar que las vas a poner al fuego. Prueba antes en la parte interior de tu codo o en el muslo la presión que debes ejercer para saber cómo de intensa debe de ser la presión que debes ejercer.


sadomasoquismo, correa perro

Dejar una respuesta