Sexhop Online

Nudo de Bondage "El bastón de mando"

El tipo de atado que vamos a ver ahora puede bloquear los tobillos separados y, al mismo tiempo, si es vuestro deseo, vincular esos tobillos a algún mueble. Aquí, la cuerda tiene que ser más larga que en los casos anteriores y un poco más gruesa.

  1. Separar las piernas y colocar la parte central de la cuerda sobre los tobillos. La punta de las extremidades de la cuerda deben estar a la misma distancia de cada tobillo.
  2. nudo bondage bastón de mando, primer paso

  3. Dar dos vueltas de la cuerda alrededor de los tobillos, formando al final dos bandas paralelas.
  4. nudo bondage bastón de mando, segundo paso

  5. Seguir dando vueltas a las cuerda hasta que se formen cinco bandas paralelas en torno a ellas, consiguiendo que, al final, los dos extremos de la cuerda queden en la parte superior de los tobillos, tal y como se muestra en la imagen.
  6. nudo bondage bastón de mando, tercer paso

  7. Coger los extremos de la cuerda por detrás y cruzadlos una vez.
  8. nudo bondage bastón de mando, cuarto paso

  9. Tira de los extremos de la cuerda alrededor de la parte superior de las bandas paralelas, asegurándote de que queda perfectamente girado por la parte de atrás.
  10. nudo bondage bastón de mando, quinto paso

  11. Desde la parte de atrás, lleva un extremo de la cuerda hacia el tobillo derecho y otro hasta el tobillo izquierdo.
  12. nudo bondage bastón de mando, sexto paso

  13. Cuando hayas terminado la envoltura, debe quedar una especie de porra perfectamente enrollada tanto en la pierna izquierda como en la derecha.
  14. nudo bondage bastón de mando, séptimo paso

  15. Para fijar, ajustar la cuerda alrededor de la última vuelta, cerca de los tobillos, manteniendo la bobina suelta permitiendo que el extremo de la cuerda entre por ella.
  16. nudo bondage bastón de mando, octavo paso

  17. Tira de la cuerda para apretar por este extremo y repite mismo movimiento en la otra pierna.
  18. nudp bondage bastón de mando, noveno paso

  19. Para terminar, coge ese enlace entre las piernas con ambas manos y gira en dirección opuesta para que apriete justo lo que tú deseas.
  20. nudo bondage bastón de mando, décimo paso

    Ya tienes los tobillos de tu sumiso o sumisa vinculados y, al mismo tiempo, separados. No podrán alejarse el uno del otro, pero tampoco podrán acercarse. Con la atadura del "Bastón de mando", las piernas quedan abiertas de un modo muy sugerente y que permite un fácil acceso a la entrepierna y, con ello, a los genitales.

    Si has seguido nuestros pasos y has conseguido realizar el nudo tal y como aparece en la imagen inferior, bríndate un rato de disfrute junto a tu pareja.


nudo bondage el bastón de mando

Dejar una respuesta