Presiona ESC para cerrar

sujeción

Nudo de Bondage «Los guantes para la ópera»

¿Crees que tus manos y tus brazos son hermosos? Ése es un buen motivo para buscar la manera de realzar esa belleza. Te sugerimos una: una pieza de encaje realizada con cuerda, una especie de guante que te llegue hasta el codo creando sobre tu piel una textura que puede ser muy útil a la hora de masajear a tu pareja. Quizás no vayas a la ópera con ese maravilloso complemento, pero tu desnudez, adornada con se guante de cuerda, será tan elegante como una sesión de ópera.

Pesos en los testículos

Una de las prácticas más habituales cuando se habla de la tortura de los genitales masculinos o CBT es la del uso de pesas. Los límites que se establezcan en los juegos CBT es una cuestión de gustos personales y, por supuesto, de aguante de cada uno. Los instrumentos que se pueden utilizar para realizar esta práctica son múltiples y variados. Con todos ellos hay que extremar las precauciones. Los testículos no dejan de ser, después de todo, territorio sensible.

Nudo de Bondage «El corsé de la sirena»

Un corsé realizado con cuerdas puede resultar muy excitante para un amante del bondage. Esta pieza de corsetería es relativamente fácil de elaborar. Se puede colocar sobre la ropa interior o sobre la piel desnuda. Indudablemente, esta segunda opción parece mucho más hot y sugerente. Imagina los pechos de tu pareja luciendo por encima de esa pieza de corsetería de cuerdas. ¿No te parecen más hermosos todavía?

Nudo de Bondage «La tabla»

Esta atadura es el paradigma de una atadura deliciosamente dominante. Piernas y muñecas quedan atadas a las patas y al respaldo de la silla, respectivamente. Con las piernas abiertas, los genitales quedan completamente expuestos a la caricia que la parte dominante del juego quiera realizar. Ésta es una de las ataduras estrellas del universo bondage.

Nudo de Bondage «La chica en el trono»

Esta atadura es el paradigma de una atadura deliciosamente dominante. Piernas y muñecas quedan atadas a las patas y al respaldo de la silla, respectivamente. Con las piernas abiertas, los genitales quedan completamente expuestos a la caricia que la parte dominante del juego quiera realizar. Ésta es una de las ataduras estrellas del universo bondage.

La escena sado: uso de cuerdas y navajas

La cuerda es, sin duda, una de las grandes aliadas de los juegos sadomasoquistas. El bondage como técnica de atadura no puede faltar en el BDSM. Otro de los instrumentos que tampoco pueden faltar en los juegos del sado es la navaja. La navaja proporciona muchas opciones de juego. Su efecto psicológico puede ser muy efectivo.

Nudo de Bondage «Atando una pierna a la silla»

Una simple silla de cocina puede hacer perfectamente las funciones de trono bondage. Para que nos sirva, a la silla sólo se le exigen dos requisitos: que tenga las patas rectas y que tenga un respaldo. Si la silla resulta muy incómoda para practicar vuestros juegos bondage, podéis utilizar unos cojines.

Nudo de Bondage «Lo mejor de lo mejor»

Esta variación de la atadura del Águila bicéfala consiste en atar los puños a las rodillas y recibe el nombre de «Lo mejor de lo mejor». Presenta una clara situación de vulnerabilidad, ya que esta atadura permite el acceso a la zona de las axilas, al pecho, al abdomen y a muchas otras partes del cuerpo de la persona atada.

Nudo de Bondage «El águila bicéfala»

¿Quién no ha soñado con tener a su pareja, tendida sobre la cama, con los brazos y las piernas extendidas y en cruz, sujetas con cuerdas a las cuatro esquinas?¿Quién no ha tenido alguna vez la fantasía de verse, a su vez, así, expuesto y entregado a la pareja, a su merced? Todo lo que hay que hacer para cumplir ese sueño es hacer o dejarse hacer la atadura de «El águila bicéfala».

Nudo de Bondage «Atando a los barrotes»

Dentro de las prácticas y nudos Bondage no pueden faltar aquellos que sirven para atar a ser atados a la cama, a uno de sus barrotes, a sus patas, etc. Este tipo de anudamientos permite todo tipo de combinación y un efectismo visual que lo viene muy bien al juego.