Presiona ESC para cerrar

Bondage

Bondage es un conjunto de prácticas sexuales basadas en los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda con el fin de inmovilizarlo.

Cuerdas para bondage

Al hablar de bondage hay que tener siempre presente que el tipo de cuerda es fundamental a la hora de determinar el tipo de sensación que experimentará la piel cuando esté en contacto con ella. No será la misma la sensación que la piel experimente al ser rozada por una cuerda de nylon que al serlo por una cuerda de, por ejemplo, algodón.

Juguetes caseros para bondage

Muchas personas suelen asociar su recuerdo bondage más antiguo a los juegos de la infancia. Se recuerdan niños, jugando a policías y a ladrones, siendo esposados, y sienten una mezcla de añoranza y excitación. Quizás entonces echaron mano a algo que sus padres tenían por ahí, quién sabe si a una bufanda, a un cinturón o a una corbata. El recuerdo les trae la emoción de aquellos días y empiezan a plantearse la posibilidad de repetir aquella experiencia. Esta vez, lógicamente, intentarán añadir algunos componentes eróticos.

Nudo de Bondage «The Catch»

La atadura que vamos a proponerte en este post es una atadura un tanto sofisticada en la que utilizarás dos cuerdas y una serie de nudos que deberán ser realizados con cierta precisión. En cierto modo, esta atadura es una evolución de la atadura “El cofre del tesoro”. Gracias a ella podrás elaborar un conjunto muy adecuado para representar una escena típica del género burlesque. El conjunto pone de relieve los pechos y los muslos de la persona que lo luce.

Nudo de Bondage «El cofre del tesoro»

Combinar el arte del Bondage con la sensualidad sinuosa del striptease puede resultar una experiencia verdaderamente sugerente. Aquí, sin embargo, el acto no consiste tanto en vestirse como en desvestirse. Es decir: la mujer, desnuda, va vistiéndose con la cuerda, trenzando con ella la estructura que servirá para realzar sus encantos mientras ella se cimbree al compás de una música que la inspire y que, al mismo tiempo, saque de ella su lado más sexy.

Nudo de Bondage «La fusta de cuerda»

¿Quieres disponer de un instrumento BDSM que tan pronto te pueda servir para escenificar una escena hard como pueda ser utilizado para un ratito de BDSM soft? El instrumento que te vamos a enseñar a realizar con cuerdas podrá tener ambas utilidades. Cada uno de los extremos de esta fusta de cuerda te permitirá un tipo de juego distinto. Por un lado puede ser un fantástico látigo. Por el otro, un tickler especialmente diseñado para hacerte las mejores cosquillas.

Nudo de Bondage «El arnés de los amantes»

“El arnés de los Amantes” es una atadura bondage que hace referencia directamente a un nudo que, en el centro del pecho, sujeta esa zona en que palpita el corazón de los amantes. Pese a la dulzura del nombre, no te dejes engañar: este tipo de atadura bondage da a la mujer que la luce una apariencia de guerrera feroz o amazona salvaje que puede resultar muy sexy.

Nudo de Bondage «El sujetador»

Los japoneses, maestros de la sensualidad y el erotismo, llevan siglos practicando el shibari, una especie de bondage en el que la inmovilización de la parte sumisa no es una prioridad y en la que se persigue un objetivo mucho más estético. Una de sus prácticas más habituales es la de elaborar sujetadores de cuerda. Aprender a hacer uno de ellos nunca viene mal. Puede añadir un toque oriental a alguno de tus encuentros sexuales.

Nudo de Bondage «El collar y la liga»

Este complemento que te vamos a enseñar a elaborar con cuerda y que no deja de ser una banda puede servir tanto de collar como de liga. Como collar, añadirá un punto inexcusablemente bondage a la sumisión que la pareja quiera representar en alguna escena BDSM. Como liga, tendrá una lectura completamente diferente, pero también cargada de erotismo.

Nudo de Bondage «Los guantes para la ópera»

¿Crees que tus manos y tus brazos son hermosos? Ése es un buen motivo para buscar la manera de realzar esa belleza. Te sugerimos una: una pieza de encaje realizada con cuerda, una especie de guante que te llegue hasta el codo creando sobre tu piel una textura que puede ser muy útil a la hora de masajear a tu pareja. Quizás no vayas a la ópera con ese maravilloso complemento, pero tu desnudez, adornada con se guante de cuerda, será tan elegante como una sesión de ópera.

Nudo de Bondage «El corsé de la sirena»

Un corsé realizado con cuerdas puede resultar muy excitante para un amante del bondage. Esta pieza de corsetería es relativamente fácil de elaborar. Se puede colocar sobre la ropa interior o sobre la piel desnuda. Indudablemente, esta segunda opción parece mucho más hot y sugerente. Imagina los pechos de tu pareja luciendo por encima de esa pieza de corsetería de cuerdas. ¿No te parecen más hermosos todavía?