Sexhop Online

Para guardar los juguetes BDSM

Los juguetes BDSM no requieren maletas. Los juguetes destinados a los juegos eróticos requieren un armario respetable y, lo que es más importante, una amplia gama de accesorios. A continuación te daremos, a modo de inventario, una lista resumida de los juguetes sexuales que las parejas pueden querer tener en su caja de juguetes para adultos.

Aunque recomendamos una visita a cualquier sex shop y, por supuesto, la compra on line de juguetes eróticos, no podemos pasar por alto el decirte que, con un poco de imaginación y una mente sucia, muchos de los elementos que vamos a detallarte pueden ser sustituidos por algo de más bajo coste, aunque, lógicamente, nosotros siempre te aconsejaremos no escatimar gastos en todo lo referente a tu propio placer. La industria del juguete erótico está, como sabes, muy desarrollada, y la gama de productos que te ofrece garantizan una seguridad impagable para tus partes íntimas.

Juguetes para ambos

Los juguetes de moderación y Bondage tendrá una importancia capital entre la gama de accesorios necesarios para practicar los juegos BDSM. Las restricciones de cuero para muñeca y tobillo pueden ser una buena inversión para una pareja. También las hay de plástico, más baratas, pero no es lo mismo. Éstas pueden causar rozaduras. También sería una buena inversión que destinarais parte de vuestros gastos a un sistema de sujeción bajo la cama, bien sea profesional, bien improvisado. Una cuerda de alta calidad también es aconsejable.

Otra opción es visitar una tienda de tejidos y adquirir varias longitudes largas y delgadas de tejido que pueda ser utilizado en lugar de la cuerda. Esto le permite a las parejas experimentar con los diferentes tejidos tanto en el cuerpo como en los genitales.

Debes saber que existen equipos de suspensión especialmente diseñados para los juegos BDSM. Sin embargo, no olvides que, si buscas algo más económico, pequeños trozos de cuerda o tejido pueden servirte para vincular a tu pareja a las puertas o a, por ejemplo, los vástagos de ducha. Las barras separadoras de piernas también podrían tener cabida en tu armario de juguetes íntimos.

Para practicar la privación sensorial durante el BDSM dispones de vendas, bozales o mordazas.

No olvides tampoco en tu armario un lubricante personal de buena calidad. Los lubricantes con base al agua son generalmente mejores y son compatibles con la mayoría de juguetes eróticos, incluso con aquellos que están realizados con látex o silicona. Los lubricantes con base de silicona son ideales para practicar sexo en el agua, pero pueden acabar dañando los juguetes hechos de silicona. Los aceites y lubricantes basados en productos derivados del petróleo pueden causar daños y, en determinadas personas especialmente sensibles y con facilidad para las alergias, infecciones. El uso de estos lubricantes, por tanto, no es aconsejable. Un buen lubricante personal es esencial cuando estamos hablando de sexo anal. Busca un lubricante especialmente diseñado para él.

Algunos lubricantes personales tienen propiedades refrigerantes o de calentamiento además de su función propiamente lubricante. Estos productos pueden ser utilizados durante la relación sexual o bien pueden ser usados para mejorar vuestra estimulación manual.

Busca un vibrador recto, versátil y eficaz. Él es el juguete erótico por antonomasia. Puede ser utilizado para estimular pezones y genitales. En las mujeres, un vibrador puede proporcionar una agradable sensación de vibración en el clítoris para, a continuación, deslizarse dentro de la vagina, proporcionando, con toda seguridad, un gran placer. En el hombre, el vibrador puede ser utilizados para estimular a lo largo del pene o, fundamentalmente, debajo del escroto o contra el perineo. Esto último, además, servirá para estimular la próstata, algo muy recomendable.

Hay juguetes eróticos especialmente diseñados para que practiquéis las nalgadas. En los juegos BDSM estos juguetes adquieren una relevancia especial, pues ayudan a señalar y escenificar las diferencias de poder entre la dominante y el sumiso. Hay una amplia variedad de instrumentos de este tipo, pero no olvides que, a ese fin, pueden servirte múltiples objetos cotidianos, especialmente los que puedes encontrar en tu cocina. Piensa en una espátula o en un cucharón de madera.

Bastones y látigos, especialmente con borlas en los extremos, son otros de los juguetes que no deben faltar en tu armario. Junto a los instrumentos para las nalgadas, estos son prácticamente imprescindibles para tus juegos BDSM.

También estaría bien que en tu armario guardaras plumeros o plumas tan exóticas como las de avestruz o pavo real. Cuando se combina con el Bondage y la dominación, el cosquilleo realizado por la parte dominante sobre el cuerpo de la sumisa puede convertirse en una deliciosa tortura.

Debes contar también con las sondas anales. Las encontrarás en una casi interminable variedad y estilos. Muchas de estas sondas están especialmente diseñadas para estimular la próstata. Las diseñadas para uso vaginal lo están especialmente para estimular el punto G.

Junto a las sondas anales merecen especial atención los tapones anales, tan socorridos como útiles, tan feos de apariencia como efectivos en su función. Si sois amigos del sexo anal, no podéis olvidar uno de estos juguetes. Tampoco podrías olvidar los abalorios anales, esa serie de bolas ensartadas a una cuerda que están especialmente diseñadas para deslizarse dentro del ano, permanecer en él y ser retiradas durante el orgasmo.

Los juguetes de vidrio son especialmente sensuales y perfectos para experimentar con los cambios de temperatura. Su estética es perfecta para satisfacer los deseos de los jugadores más sofisticados.

Si incluyes o no entre tus juguetes alguno especialmente diseñado para practicar la electro-estimulación es algo que, creemos, debe depender no sólo de tus preferencias eróticas sino, también y especialmente, de tu pericia en su uso. Prioriza la seguridad si este tipo de juguetes te atraen.

También debes priorizarla cuando escojas unas velas para, con ellas, verter gotas calientes sobre el cuerpo de tu pareja. Te recomendamos en este caso las velas especialmente diseñadas y fabricadas para practicar este tipo de juegos. Serán, éstas, velas de soja, que se derrite a más baja temperatura. No escojas velas de cera o parafina. Con ellas puedes causar quemaduras en su piel.


Dejar una respuesta