Sexhop Online

Antes de empezar a practicar Bondage

El Bondage no se trata simplemente de encontrar el placer en el dolor. También se trata de experimentar con el control y la rendición. Añadir el anudamiento sensual a tu repertorio sexual debe ser una experiencia gradual y consensuada. Para la mayoría de las personas esto toma un largo camino, no tengas prisa en aplicar estas técnicas.

Si tanto tú como tu compañero sexual tenéis plena confianza como para atravesar los límites de la intimidad, posteriormente la esclavitud puede fortalecer literal y emocionalmente vuestro sentido de conexión. Comenzad con una venda simple y un conjunto de accesorios que se acoplan a los sentidos de diferentes maneras. Después pasad a las restricciones básicas de la muñeca y el tobillo antes de intentar las maniobras de mayor inmovilización. Durante todo el proceso, tenéis que comunicaros abiertamente vuestros gustos, aversiones y deseos.

Vamos a enseñaros varias maneras de ataros y os daremos instrucciones para crear algunos juguetes de cuerda. Por último, será interesante aprender a realizar una rutina de auto atado que es mucho más fácil que girar borlas. Estad preparados, atar nudos requiere un poco de práctica y destreza.

Precauciones a tener en cuenta

Tienes que tomar todas las precauciones y ser sensato cuando juegues con una cuerda. Atar a alguien de forma incorrecta puede causar dolor grave e incluso lesiones. La formación para hacer nudos comienza con estas prácticas de seguridad:

  1. Tienes que tener una palabra de seguridad, un código para los dos para que se sepa que se tiene que parar por el motivo que sea. Debes de tener en cuenta que estáis jugando y si no tenéis una clave concreta puedes decir "¡Para, para!" y tu cómplice puede entender que estás disfrutando y continúe más fuerte. Es por ello que se debe establecer otra palabra para indicar que es el momento de retroceder y que no tenga nada que ver con el hecho de parar o de las prácticas que estáis realizando. Algunos ejemplos: "Bingo", "Madrid", "Coche", etc. Dicha palabra debe ser corta (dos sílabas a lo sumo), ya que dependiendo del estado de dolor quizás no puedas articular una palabra larga. Imagínate diciendo "Onomatopeya", ¿verdad que resultaría complicado y demasiado largo?.
  2. Al realizar un atado, ponga uno o dos dedos entre la cuerda y el cuerpo para evitar que no apriete demasiado y pueda conllevar peligro. Una vez tu complice está atado, revisa para asegurarte de que todavía se puede deslizar al menos un dedo debajo de las cuerdas, especialmente en las articulaciones (muñecas, tobillos, rodillas y codo) donde las principales arterias y las venas son vulnerables.
  3. Antes de realizar un nudo con tu pareja debes estar seguro de que puedes atarlo y desatarlo y para ello que mejor que lo pruebes varias veces con un cojín, almohada o algo que te sirva de maniquí. Piensa que una vez hayas atado a tu pareja, tienes que tener muy claro como desatarla ya que en situaciones complicadas, con los nervios y la precipitación las dudas se pueden convertir en algo fatal.
  4. Tener un par de tijeras de calidad. No valen las típicas tijeras de manualidades, tienen que ser herramientas de corte y que hayas comprobado con anterioridad que puede cortar la cuerda sin problemas. Y sí, dos tijeras ya que siempre existe la posibilidad que una se rompa y si sólo disponemos de una, tendríamos un serio problema. Pero también es muy importante es que sean tijeras de seguridad (para corte de vendas por ejemplo) que tenga la punta roma para no pinchar a tu amante con la punta y con protección en el exterior (para evitar arañazos o cortes).
  5. Se tiene que conocer los propios límites. Tenéis que adaptar los consejos que damos a vuestra manera de ser. No toleres el dolor y nunca dejar que el malestar emocional escale hasta el punto de pánico

Evitar extra limitarse con el Bondage

Además debemos considerar estos puntos fuera de los límites admitibles:

  1. Las bufandas y corbatas pueden ser considerados como elementos para atar pero no hay que utilizarlas salvo como venda para los ojos, ya que en otras partes del cuerpo pueden provocar accidentes debbido a que aprietan demasiado.
  2. Se tiene que evitar el adormecimiento de las zonas atadas. Si sientes que un nudo te está causando entumecimiento o sensación de alfileres o agujas, avísale a tu pareja para que lo afloje. También la persona que está practicando los nudos puede asegurarse que las ectremdidades atadas no están inusualmente fríos su color es blanco o azul. Todos estos son signos de que la circulación de la sangre no está bien, lo que puede dañar nervios o tejidos.
  3. Nunca se debe apretar una cuerda alrededor del cuello o permitir que el cuello soporte una tensión. Si utilizas un collar, este debe ser únicamente utilizado con fines decorativos.
  4. No experimentar con Bondage de suspensión (donde el peso de la persona atada debe estar suspendido desde un anclaje) si no se dispone de una formación de experto y te encuentras con otras personas. Nosotros no trataremos este tipo de Bondage.
  5. Nunca dejar solo a alguien que está atado. Problemas de circulación pueden presentarse en cuestión de minutos y sin que te des cuenta. Es muy peligroso dejar alguien sólo de esta manera, aunque sea por breves minutos. Puede surgir cualquier emergencia y cuando regreses sea demasiado tarde.

Y hasta aquí estas importantes consideraciones a tener en cuenta cuando practiques Bondage. Por favor, tenlas muy en cuenta por la seguridad de todos los cómplices del juego.


Etiquetas:

Dejar una respuesta