Tipos de sumisas

Sexhop Online

No todas las personas que viven el BDSM lo hacen del mismo modo. Hay muchos modos de vivir la Dominación y, sin duda, muchas más de vivir la sumisión. Esta máxima, llevada al extremo, podría hacernos afirmar, y seguramente lo haríamos sin miedo a equivocarnos, que existen tantos tipos de sumisión en el BDSM como personas sumisas existen. En este artículo vamos a intentar realizar una pequeña catalogación de los distintos tipos de sumisas que existen dentro del universo BDSM. De algunas de ellas ya hemos hablado en InfoBDSM. Otras aparecen aquí por vez primera. Todas ellas comparten una pasión, el vivir la experiencia BDSM, pero todas ellas viven esa pasión de una manera distinta.

Tipos de sumisas más populares

Entre los tipos de sumisas existentes en el mundo BDSM hay una serie de ellas que figurarían, de alguna manera, entre los más populares. Esos tipos de sumisas serían:

  • Sumisa sexual. Éste es, probablemente, el tipo de sumisa más tópico, en el que todas las personas ajenas al universo BDSM piensan cuando piensan en el concepto de sumisión. Este tipo de sumisa disfruta cediendo el control del acto sexual cuando éste tiene lugar.
  • Sumistas masoquistas. Como el propio nombre indica, este tipo de sumisas disfrutan experimentando dolor durante las prácticas sexuales. Estas sumisas no tienen por qué tener una necesidad de carácter sexual cuando se acercan o ejecutan este tipo de prácticas, aunque hay que apuntar que, en la mayor parte de las ocasiones, sexo y dolor van ligados en ellas. El Dominante ideal de este tipo de sumisas es un sádico. Éste debe proporcionarles todo lo que estas sumisas buscan al sumergirse en el universo BDSM, es decir: debe humillarlas física y verbalmente, debe degradarlas y, hasta cierto punto, debe torturarlas.
  • Rope Bunnies o sumisas de cuerdas. Este tipo de sumisas son practicantes pasivas del Bondage, es decir: aman ser atadas. Ellas se entregan al “Rigger”, que puede atarlas e inmovilizarlas a placer y según su capricho.
  • Sumisas esclavas. Pertenecen a este tipo de sumisas aquellas sumisas que, llevando su sumisión al grado máximo, les gusta sentirse esclavas de su Dominante. Este tipo de sumisa gusta de llevar su compromiso y su sacrificio al máximo. Para una sumisa de este tipo, su Dominante es, simple y llanamente, su Amo, y éste puede ejercer su completo dominio sobre ella durante un período de tiempo determinado y pactado de antemano, o bien a tiempo completo, es decir, practicando una dinámica 24/7 o, lo que viene a ser lo mismo, estando a sus órdenes durante 24 horas al día y 7 días a la semana. O sea: siempre.
  • Sumisa alfa. Este es un tipo de sumisa más habitual de lo que una persona ajena al universo BDSM puede pensar. Y es que la persona que adopta el rol de sumisa en el juego BDSM no tiene por qué ser sumisa también en la llamada “vida real”, es decir, fuera del juego. Así, la sumisa alfa es, en esa vida real, una mujer completamente distinta a como lo es durante el tiempo del juego BDSM. La sumisa alfa es una mujer independiente, fuerte, segura de sí misma y particularmente asertiva. Es, por decirlo de algún modo, una mujer exitosa que pisa fuerte en la vida y que, habitualmente, en su vida privada ejerce un trabajo directivo/dominante. Como compensación psicológica, este tipo de sumisa goza sintiendo como, en el juego BDSM, otra persona la domina.
  • Las Kajira. A este tipo de sumisa ya dedicamos en su momento un artículo en InfoBDSM. La Kajira es, básica y fundamentalmente, una sumisa sexual que pertenece al universo ficticio de Crónicas de Gor. Dentro de la siempre variopinta comunidad BDSM existen sumisas que han adaptado sus roles al universo creado por el autor John Norman y plasmado en 33 obras suyas.

Otros tipos de sumisas

Más allá de estos tipos de sumisas, existen otros tipos que, aunque menos populares que los anteriormente citados, tampoco son difíciles de encontrar en el universo BDSM. Entre estos tipos de sumisas podemos citar los siguientes:

  • Sumisas serviciales. Las sumisas de este tipo están orientadas a prestar servicios a la parte Dominante. Aquí el componente sexual del juego BDSM no está tan marcado ni tan definido, y la parte sumisa disfruta facilitándole la vida a la parte Dominante. ¿Cómo? Realizando tareas domésticas para ella, por ejemplo. O realizando trabajos esporádicos. Las sumisas serviciales son especialmente hábiles para adaptarse a cualquier tipo de faena que su Dominante les pida.
  • Brat. A este tipo de sumisas se las llama también “sumisas mocosas”. El rol principal de este tipo de sumisas consiste en mostrarse traviesas y desafiantes con su Dominante. Lo que en muchas ocasiones se oculta tras esa actitud desafiante es la necesidad de ser castigadas.
  • Littles o sumisas pequeñas. Este tipo de sumisas gustan de jugar al ageplay, es decir, a practicar un juego de rol en el que ella actúa como la niña de los ojos de un Dominante que ejerce el rol de Papi o Daddy.
  • Pets o sumisas mascotas. Las sumisas se comportan en este caso como si fueran un animal de compañía del Dominante. Entre los tipos de sumisas mascotas más comunes figuran los gatitos (kitten-play), los ponys (pony-play) o los cachorros (puppy-play). A algunos de estos tipos de sumisas ya hemos dedicado algún artículo en InfoBDSM.
  • Prey o sumisas presa. En los juegos D/s en los que participa este tipo de sumisa y que reciben el nombre de Primal, las dos partes del juego, la sumisa y la Dominante, se desprenden de su parte más “humana” y dejan sacar al animal que todos llevamos dentro. En el Primal, la parte Dominante ejerce de Depredador y la parte sumisa de animal que debe ser cazado. Es precisamente esta idea, la de ser cazada, la que provoca la excitación de este tipo de sumisa.
  • Sumisas de cuadra. De la conjunción de los conceptos de BDSM y poligamia surge este tipo de sumisas que se caracterizan por compartir entre varias un mismo Dominante.
  • Sumisas Sissy. En este caso sería más adecuado hablar de sumisos que de sumisas. Y es que las sumisas Sissy son hombres sumisos que adoptan atributos y características que tradicionalmente se han asociado al género femenino. Es habitual que este tipo de sumisa disfrute experimentando la humillación durante el desarrollo del juego BDSM.

Dejar una respuesta