Lubricantes y BDSM

Sexhop Online Fetichismo

Pia nos presenta este artículo.

Pia es una Prostituta de lujo. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Fetichismo.

Tipos de lubricantes

Obvia su necesidad cuando se realizan prácticas como el fisting anal, lo cierto es que los lubricantes no son sólo útiles y necesarios cuando se van a realizar prácticas eróticas tan extremas. Los lubricantes y el BDSM están íntimamente relacionados y los primeros siempre ayudan a realizar muchos tipos de prácticas BDSM. En este artículo vamos a realizar un repaso de los diferentes tipos de lubricantes que existen y, realizando un resumen de sus características principales, indicaremos cuándo debe utilizarse cada uno de ellos y cuándo no.

En el mercado podemos encontrar tres tipos de lubricantes: los de base oleosa, los de base de silicona y los de base acuosa. Veamos las características principales de cada uno de ellos.

Lubricantes de base oleosa

Estos lubricantes se elaboran generalmente mezclando aceites minerales y gelatinas. Durante mucho tiempo, los médicos utilizaron este tipo de lubricantes en sus trabajos. La base oleosa de estos productos evita que los mismos puedan descomponerse o diluirse al interactuar con los fluidos corporales.

Cuando se utiliza este tipo de lubricante hay que tener en cuenta dos cosas. Una de ellas es que es difícil de limpiar, ya que el lubricante de base oleosa no se disuelve con agua. La otra es que ataca al látex, por lo que resta eficacia al preservativo común, el que está realizado con este material. Al atacar al látex, el lubricante de base oleosa hace que el preservativo de látex deje de ser un medio fiable tanto para evitar los embarazos no deseados como para proteger a quien lo usa del contagio de enfermedad de transmisión sexual.

Lubricante de base de silicona

Los lubricantes de base de silicona son los más modernos. Con apenas unas gotas de este tipo de lubricantes se consigue un excelente rendimiento. El tacto de estos productos es sedoso y son muy valorados por los amantes del látex, ya que facilitan el quitarse y ponerse las prendas. Eso sí, estos lubricantes tan de última generación plantean un problema ciertamente importante: no pueden utilizarse con juguetes de silicona. ¿Por qué? Porque se atacan mutuamente la silicona del lubricante y la silicona con la que están realizados los juguetes eróticos y éstos acostumbran a salir derrotados en la lucha. Por otro lado, al quedar restos de material disuelto en los juguetes éstos pueden producir algún tipo de reacción alérgica en quien los usa.

Lubricante de base acuosa

Este tipo de lubricante es hidrosoluble. De entre todos los lubricantes utilizados tanto en BDSM como en las prácticas sexuales vainilla, éste es el que menos irrita las mucosas y otras superficies corporales. ¿Un hándicap? Que suele resecarse durante el uso, pero lo cierto es que, cuando sucede eso, no resulta demasiado complicado “revivirlo”. Para hacerlo sólo hay que aplicar sobre el mismo un poco de agua o, lo que resulta más excitante, saliva. ¿Otro hándicap? Que el lubricante de base acuosa no es apto para ser utilizado cuando se mantienen juegos sexuales en el agua, ya que se disuelve en ella y, por tanto, deja de tener los efectos que se esperan de él.

Este tipo de lubricante acostumbra a utilizarse principalmente durante la relación sexual.

Lubricantes especiales

Más allá de los lubricantes básicos anteriormente señalados existen otros tipos de lubricantes que también tienen cabida en el BDSM. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Lubricantes de uso anal. Este tipo de lubricantes acostumbran a ser más densos que los lubricantes normales. Si son utilizados vaginalmente (cosa que puede suceder) sólo hay que tomar una prevención: la de usar menor cantidad de producto. Entre los lubricantes anales podemos encontrar los de base oleosa y los de base acuosa. Cuando se van a practicar juegos eróticos o BDSM en los que se vayan a producir grandes dilataciones se recomienda utilizar lubricantes de base oleosa.
  • Lubricantes con sabores. Este tipo de lubricantes está especialmente creado para disfrutar de otro modo del sexo oral. Los lubricantes con sabores son de base al agua. Nuestro consejo a la hora de comprar un lubricante con sabor es, siempre, buscar un producto de una marca de confianza. No hay que jugársela con un producto que, en cierto modo, debemos ingerir.

A la hora de utilizar cualquier tipo de lubricante hay que prestar especial atención a la fecha de caducidad de los mismos. Un producto caducado puede provocar una reacción alérgica en las mucosas. Habitualmente, los de mayor duración acostumbran a ser los lubricantes con base oleosa.

Algo que debe tener presente quien desee utilizar un lubricante en una sesión BDSM es que es necesario utilizar lubricantes para uso genital o sexual. En este sentido, no es recomendable improvisar utilizando otro tipo de productos para cumplir con la función que desempeña un buen lubricante. No es buena idea, por ejemplo, utilizar el tradicional Vicks Vaporub para conseguir un efecto frío en lugar de comprar un lubricante íntimo con ese efecto. El Vicks u otros productos semejantes pueden provocar una hipersensibilidad de la piel que podría derivar en una reacción alérgica o, incluso, la insensibilidad de aquélla.

Cualquier persona que vaya a utilizar un lubricante durante una práctica BDSM debe asegurarse de que no es alérgica a ninguno de los componentes del producto. Esta atención a los componentes del lubricante que se va a utilizar debe extremarse en el caso de las personas que padecen hipersensibilidad cutánea.

Si deseas adquirir un lubricante de calidad puedes hacerlo de una manera cómoda y sencilla en SexshopDreams, tu sex shop online de confianza. Para acceder a su nutrido catálogo de lubricantes eróticos sólo tienes que clicar sobre el siguiente link: lubricantes eróticos de SexshopDreams.


lubricantes íntimos

Dejar una respuesta