Sexhop Online

Apariencia fetish

En los juegos fetish no hay normas escritas sobre el uso del maquillaje o la apariencia del cabello o el peinado. Será el gusto de los jugadores lo que determine dichas normas. Por tanto, habrá tantos tipos de normas y tantos tipos de maquillajes fetish como tipos de jugadores. Cada persona tendrá su propio punto de vista y su propia preferencia cuando se trata de cabello y maquillaje.

Comprar un maquillaje un poco especial y que se salga de lo normal siempre puede constituir un problema cuando se vive en un lugar pequeño. En este caso, siempre se recomienda hacer una pequeña excursión a la ciudad más cercana o realizar un pedido on line para proveerse de este tipo de productos sin despertar la curiosidad de la gente del pueblo y sin correr el riesgo de convertirse en la comidilla del mismo.

Es importante, como siempre que va a realizarse cualquier tipo de compra, tener en la cabeza aquello que se desea. Mira fotografías de personas a las que quieras emular y estudia los detalles de su imagen. Una buena observación te permitirá, después, reproducir dichos detalles sobre tu rostro. Antes de comprar el maquillaje es importante, también, probarlo sobre la piel. Esto te permitirá no sólo comprobar su efecto visual sobre tu piel, sino que servirá como test de irritación. Hay maquillajes que, dependiendo del tipo de componentes que lleven y de la sensibilidad de tu piel, pueden causar problemas a ésta. Como comprar en persona no siempre es posible y, por tanto, no en todas las ocasiones que compres maquillaje podrás comprobar antes de la compra si te provoca algún tipo de reacción alérgica o no, hay que buscar maquillajes no perfumados y que, además, no tengan entre sus componentes productos que puedan ocasionar reacciones alérgicas.

Si no sabes por dónde empezar a comprar tus maquillajes fetish, te recomendamos comprar un kit de maquillaje en el que encuentres un juego de lápices labiales, sombras de ojos, coloretes, bases de maquillaje y esmalte de uñas. Las grandes cadenas de tiendas de maquillaje o perfumería acostumbran a vender estos kits de maquillaje a un precio muy accesible. Uno de estos kits te permitirá experimentar hasta conseguir encontrar los colores y el aspecto que te guste lucir en tus juegos fetish.

Consejos para maquilladores fetish novatos

Si estás elaborando tu propio maquillaje fetish o te estás maquillando tú mismo o misma, sé muy paciente. Incluso con mucha experiencia pueden producirse errores: una mano que se agita, un ojo que llora… Práctica y paciencia son las claves a la hora de maquillarse uno mismo. Cuanto más lo hagas, mejor te saldrá. Y no olvides nunca tener unas toallitas desmaquilladoras a mano. Ellas te permitirán eliminar de una manera sencilla aquellos errores que, al maquillarte, se puedan producir. También te recomendamos algún manual sencillo de maquillaje con el que puedas aprender las técnicas fundamentales del maquillaje.

El aspecto que presenten las cejas es determinante para ofrecer la imagen deseada. No hay que olvidar que las cejas enmarcan el rostro. Dependiendo de la apariencia de esas cejas nuestro rostro adquirirá una expresión u otra. Eliminar pelo en algunas zonas de las cejas y colorear otras con un definidor de cejas puede servir para conseguir la expresión deseada.

La sombra de ojos permite múltiples experimentaciones. Aconsejamos colocar una pre-base para sombras para, a continuación, colocar sobre ella las sombras. Esa pre-base no sólo evitará la aparición de pliegues. También intensificará el color de la sombra que utilices para realizar tu maquillaje fetish.

Las pestañas es otra de esas partes del rostro que determinan de manera decisiva su aspecto y su expresión. Para obtener la imagen deseada puedes usar pestañas postizas, pero también un rizador de pestañas o un moldeador de las mismas. Éstos últimos se sirven del calor para dar a las pestañas la forma deseada.

Es normal que, en las primeras ocasiones, sientas una sensación extraña al aplicarte el maquillaje. Tus ojos llorarán cuando te apliques el lápiz de ojos y es fácil que sientas que llevas encima una máscara de cartón. Bastará, sin embargo, que te mires en el espejo y observes el efecto que el maquillaje ha hecho en ti y cómo te ha transformado para que olvides todas las incomodidades del mismo.

El toque final de ese cambio de aspecto puede proporcionártelo el cabello. Hay una gran variedad de pelucas para que puedas jugar con los colores, el estilo, las trenzas, las formas del peinado, etc. Puede ser que con las pelucas sientas picores y calor, pero deberás tener paciencia. Tarde o temprano acabarás por acostumbrarte. El hecho de ver cómo la peluca cambia todo el aspecto de tu rostro y da un nuevo aire a tu maquillaje e, incluso, a tu ropa, será el mejor estímulo para soportar las molestias que la peluca pueda causarte.


maquillaje-fetish

Dejar una respuesta