Sexhop Online

Asepsia y BDSM

En muchos de los posts de esta sección hemos resaltado la necesidad de extremar las medidas de seguridad e higiene a la hora de practicar BDSM. Estas medidas se deben volver más estrictas cuando, de alguna manera, la sangre tenga que adquirir un cierto protagonismo en el juego. En estos casos, la desinfección y la asepsia se vuelven condiciones sine qua non no debe iniciarse juego alguno.

En este post vamos a intentar aclarar ciertos conceptos y detallar qué productos pueden servirnos para conseguir los niveles de desinfección y de asepsia necesarios para la práctica del BDSM. Para ello vamos a fijar nuestra mirada sobre los que más saben respecto a los métodos necesarios para poner barreras a las infecciones: los médicos hospitalarios. Mirándolos a ellos y comprobando los medios que usan sabremos qué productos podemos necesitar para que BDSM y desinfección vayan de la mano.

Lo primero que debemos saber al tratar de desinfectantes, antisépticos y BDSM es que unos y otros sirven para controlar la diseminación de agentes infecciosos. Los antisépticos se usan sobre la piel; los desinfectantes, sobre las superficies inanimadas. Los primeros sirven para eliminar o disminuir la flora residente y transitoria; los segundos, para destruir microorganismos.

Al utilizar desinfectantes hay que tener en cuenta dos cosas. Una: el desinfectante no acaba con las esporas bacterianas. Dos: un desinfectante puede resultar tóxico si se utiliza como antiséptico.

Una vez aclarados estos conceptos, vamos a ver qué productos pueden utilizarse para desinfectar o como antisépticos.

Productos a utilizar

Yodo-povidona

Uno de los productos más utilizados hospitalariamente y que, por tanto, puede servirnos para extremar las medidas de higiene y antisepsia en nuestras prácticas BDSM es el yodo-povidona. Este antiséptico está relativamente libre de toxicidad e irritación y puede presentarse de dos maneras. La primera es la solución jabonosa, muy útil a la hora de realizar un lavado de manos antiséptico. Presentado así, el yodo-povidona puede actuar como desinfectante de grado medio.

El segundo modo de presentación del yodo-povidona es la solución tópica. De este modo suele utilizarse para curar las heridas, aunque hay que tener presente que, en solución tópica, el yodo-povidona no debe ser utilizado como desinfectante.

El yodo-povidona elimina bacterias, virus, hongos, protozoos y levaduras.

Gluconato de clorhexidina al 4%

El gluconato de clorhexidina es un antiséptico jabonoso de amplio espectro. Como bactericida resulta eficaz contra hongos y virus aunque tiene un bajo nivel de eficacia contra la bacteria de la tuberculosis pulmonar.

El gluconato de clorhexidina no es tóxico y tiene un efecto germicida rápido y prolongado. Éste es el antiséptico que suelen utilizar para lavarse las manos los profesionales de la salud que trabajan en las unidades de cuidados intensivos, en los quirófanos y en las unidades de aislamiento.

El gluconato de clorhexidina puede ponerse sobre la piel (de hecho se pone sobre la piel de quien va a ser intervenido quirúrgicamente) pero no debe utilizarse como desinfectante sobre instrumentos o superficies.

Triclosan

El triclosan es un antiséptico de amplio espectro que puede resultar muy útil para actuar contra casi todo tipo de bacterias. Comercialmente, el triclosan se vende normalmente en concentraciones jabonosas al 1%.

Alcohol iodado

El alcohol iodado es un alcohol de 70 º con concentraciones de yodo al 2%. Este antiséptico actúa sobre bacterias y hongos y suele colocarse sobre la piel durante el preoperatorio.

Alcohol

El alcohol etílico de 70º y el isopropílico (70-90º) son bactericidas de rápida acción, fungicidas y virucidas. Estos antisépticos están especialmente recomendados para aquellas personas que sean sensibles al yodo. Estos alcoholes, sin embargo, no sirven para destruir las esporas bacterianas.

Hay que tener en cuenta que el alcohol reseca la piel, lesiona el epitelio y provoca ardor cuando se aplica sobre una herida abierta. En caso de tener que utilizarse, siempre es recomendable el utilizar el alcohol de 70º. Este alcohol reseca menos la piel y causa menos dermatitis química.

El alcohol de 70º puede presentarse en forma líquida o mezclando con emolientes en forma de gel. Presentado de este modo, el alcohol de 70º sirve para realizar un lavado antiséptico de las manos.

Este antiséptico puede utilizarse para desinfectar algunos instrumentos que vayamos a usar en nuestros juegos BDSM.

Peróxido de hidrógeno

El Peróxido de hidrógeno está catalogado como desinfectante de alto nivel. Se suele utilizar en concentraciones de entre el 6 y el 25% y actúa como bactericida, fungicida, virucida, tuberculicida y, en altas concentraciones y con tiempos prolongados, como esporicida.

El peróxido de hidrógeno, pese a su poder como desinfectante, puede resultar un poco agresivo para ser utilizado en los juegos BDSM ya que irrita las mucosas.

Hipoclorito de sodio o lejía

Este desinfectante se suele utilizar en todos los hospitales y con diferentes concentraciones. Para aplicarlo sobre superficies, el hipoclorito de sodio debe ser manipulado con guantes. Sólo utilizando guantes resistentes se garantiza la preservación del equilibrio de la flora de las manos.

El hipoclorito de sodio no debe ser utilizado junto a otro tipo de detergentes. Si se hace, es probable que se produzcan vapores tóxicos e irritantes.

Las soluciones de hipoclorito de sodio se preparan con agua y en el momento de ser usadas. Una vez usada la solución, el resto debe ser descartado ya que pierde su principio activo.
60 gramos de cloro activo por litro es, según la normativa, la concentración a la que debe venderse el hipoclorito de sodio.

Hospitalariamente se usan otros antisépticos como el formaldehído o el glutaraldehído. Ambos son desinfectantes de alto nivel, pero son demasiado fuertes para ser utilizados en circunstancias normales en una práctica BDSM. Por ejemplo: el formaldehído es muy tóxico e irritante y debe ser utilizado, siempre, con elementos de barrera. Antiguamente se utilizaba una disolución del 35% de formaldehído en agua como desinfectante. Actualmente, el formaldehído se utiliza en disoluciones con agua del 5% para conservar muestras biológicas y cadáveres frescos.

Sin duda, con los antisépticos señalados tenemos a nuestra disposición suficiente gama de productos como para asegurarnos una correcta asepsia y una desinfección garantizada durante nuestras prácticas BDSM.


Dejar una respuesta