Presiona ESC para cerrar

Blog

Sigue nuestro blog si te interesa los temas de relacionados a la Dominación, BDSM, Bondage, Fetichismo y Sadomasoquismo en Barcelona, Madrid o cualquier ciudad de España.

¿Cómo se puede distinguir al falso Amo?

Nadie nace enseñado. Adentrarse en el mundo del BDSM implica un aprendizaje y ese aprendizaje no sólo debe hacer referencia al uso de unas técnicas u otras. Saber manejar correctamente un flogger o una pala servirá de poco si no se sabe escoger al sumiso o sumisa adecuado. De nada servirá tampoco contactar con alguien que dice ser Amo si no se sabe distinguir si ese Amo verdaderamente lo es y sabe comportarse como tal o, por el contrario, es un Amo falso.

Sobre el uso de piercings genitales masculinos

Seguro que los has visto. Quién sabe si incluso tú los llevas. Si perteneces a este grupo, puedes ahorrarte la lectura de este post. Seguro que entonces conoces todo lo que se necesita saber sobre ellos. No te creemos tan inconsciente como para colocarte uno de ellos sin haberte informado antes mínimamente. No creemos que nadie que ame sus genitales se arriesgue a colocarse en ellos un piercing sin conocer los tipos de piercings que se puede colocar ni tampoco sin saber las complicaciones que el colocarse un piercing en el glande, por poner un ejemplo, puede acarrear.

Los collares virtuales en el BDSM

En un post anterior ya vimos los diferentes tipos de collares que podían encontrarse en el universo BDSM. Estos collares de los que hablamos, collares de cuero, cuerda o metal, son los collares clásicos de las relaciones BDSM. Gracias a las redes sociales ya no hace falta desplazarse a un local de ambiente BDSM para conocer a otros amantes del sexo no vainilla. Esto, que ha multiplicado para los practicantes del BDSM las posibilidades de encontrar compañero de juego, ha acabado provocando la aparición de un nuevo tipo de collar BDSM: los collares virtuales.

El vocabulario del porno: un sinfín de palabras para un sinfín de prácticas

Sabemos que no es lo deseable, pero sí que pasa: muchas personas descubren ciertas prácticas sexuales al contemplar una película porno. Así, el porno va incorporando poco a poco a nuestro vocabulario erótico una serie de términos que acaban sirviéndonos para nombrar las diferentes prácticas que integran el variado y maravilloso mundo de las relaciones sexuales.

La eyaculación femenina

Hablar de sexualidad implica en demasiadas ocasiones el tener que realizar una tarea previa de demolición. Esa tarea de demolición se centra principalmente en el derribo de gran parte de las imágenes y los estereotipos que la industria pornográfica ha dejado en nuestras retinas dejando dentro de nosotros una idea errónea sobre lo que es el sexo, las relaciones sexuales y el comportamiento natural del cuerpo humano. Una de esas imágenes que ha maleado nuestra concepción de lo que es la fisiología femenina es la del squirt.

El sexo anal y el VIH

El sexo anal es la práctica sexual que, por encima del sexo oral o vaginal, implica un mayor riesgo de transmisión de VIH. Según algunos estudios, el riesgo de transmisión del VIH durante las relaciones anales es 18 veces mayor que durante las vaginales. La concentración viral que se da en el ano, la alta capacidad de contagio del semen y el hecho de que la penetración anal pueda ir asociada a algún tipo de lesión o fisura convierten el sexo anal en la práctica idónea para que el VIH se transmita entre dos personas.

Nace BDSMK, una asociación para todos los amantes del BDSM

Para orientar a todos aquellos que se acercan de puntillas al mundo del BDSM y, al mismo tiempo, para realizar una tarea de educación social que permita que gran parte de la sociedad deje de ver las relaciones BDSM como algo raro o enfermizo, es para lo que ha nacido BDSMK, una asociación que pretende ser de ámbito nacional y que se propone como misión final “superar el estigma, eliminar los miedos, que nadie se asuste de su propio deseo y que todo el mundo pueda vivirlo con libertad, consenso y seguridad”.

Lecturas BDSM: una fuente inagotable de ideas

La lectura de novelas BDSM puede ser una buena fuente de ideas para toda aquella persona que, con la imaginación al límite de su flexibilidad y su capacidad de imaginar nuevas prácticas eróticas, quiera avanzar un poco más allá de lo rutinario en sus prácticas sexuales. Disponer de buenas fuentes de inspiración es fundamental a la hora de imaginar nuevos horizontes eróticos que alcanzar.

El ritual del lavado de pies

El lavado de pies puede ser una magnífica manera de escenificar la sumisión a un Amo o Ama. El acto de lavar los pies a alguien incorpora a la escena que se esté desarrollando unas connotaciones religiosas que pueden irle muy bien a una escena de dominio y sumisión. El del lavado de pies es, sin duda, un acto de humildad y de entrega. Ese mismo acto, realizado por un sumiso en una escena BDSM, reafirma la sumisión de su actitud.

Cómo colgar pesos de las tetas

Una de las técnicas habituales que suelen utilizarse al realizar una práctica de tortura de tetas en un juego BDSM es llamado “lastrado de tetas”, es decir: colocar pesos en los pechos de la víctima que está siendo torturada. Para realizar este tipo de práctica es fundamental, ante todo, buscar un instrumento que pueda asirse firmemente sobre la carne y en el que puedan colocarse pinzas, argollas, cuerdas o cadenas de algún tipo y de las que puedan colgarse los pesos elegidos para la aplicación de esta tortura.

Consejos para evitar hematomas al practicar spanking

La práctica del spanking puede ser, en el universo BDSM, la causa directa de la aparición de hematomas en el cuerpo de la persona azotada. Indudablemente, la práctica de estos juegos no puede ser excusa para que se multiplique el número y volumen de moratones, cardenales, señales, etc. en el cuerpo de los sumisos y sumisas. Saber qué hacer para evitar la aparición de hematomas y saber cómo proceder a la hora de curarlos es algo que debe saber todo jugador de BDSM.