Sexhop Online

El escroto

El escroto es el "saco" que contiene los testículos. Está formado por piel y una fina pero muy flexible capa de músculo. Cuelga por debajo del pene y tiene una fina capa divisoria de tejido muscular que lo divide en dos compartimentos, cada uno de ellos destinado a un testículo. Externamente, las dos mitades del escroto están divididas por una cresta delgada (esa especie de costura que recorre los testículos de una punta a otra) a la que se llama rafe perineal.

El escroto acostumbra a ser de un color más oscuro de piel que sus alrededores, y su piel contiene una alta concentración de glándulas sebáceas y sudoríparas, así como de folículos pilosos. El escroto se puede contraer dependiendo del frío, del ejercicio físico, a causa del temor, por nerviosismo… Es sensible, tú ya sabes.

El prepucio

El prepucio es un tubo holgado de piel que se extiende desde justo debajo del glande del pene y que cubre la cabeza del pene. El prepucio puede ser revertido para dejar al descubierto el glande. Cada hombre tiene un nivel de retracción distinto del prepucio cuando el pene está erecto. La circuncisión es el proceso quirúrgico mediante el cual se extirpa el prepucio. En la mayoría de los bebés varones nacidos en los hospitales de Norte América se realiza, por protocolo, esa circuncisión. Eso significa que los hombres con prepucios son minoritarios en América del Norte, a pesar de que son la inmensa mayoría en el resto del mundo.

La vejiga

Desde el punto de vista técnico, la vejiga no forma parte de los genitales, pero está tan conectada a ellos que hay que hacer, ineludiblemente, mención a ella. La vejiga es el lugar donde se almacena la orina después de ser filtrada por los riñones, y se encuentra ligeramente detrás del pene, en la línea que va de éste hacia la columna vertebral.

La uretra

La uretra, por su parte, es el conducto que va desde la vejiga hacia el exterior, y avanza, ya lo hemos visto, a lo largo del pene. Cualquier infección o daño de la uretra puede tener su repercusión directa, dolorosa e importante en la vejiga. Dejar una infección de la uretra sin tratamiento puede hacer que la infección se extienda hacia la vejiga o, lo que es todavía peor, hacia los riñones. Por eso siempre es primordial la higiene del pene. Con el pene se puede jugar (y sería una lástima no hacerlo) pero con su higiene no.

La uretra transporta la orina o el semen hacia el exterior del cuerpo. En los hombres, la uretra mide cerca de ocho pulgadas de largo. Sale de la vejiga, pasa a través de la próstata. El semen y las secreciones de la próstata desembocan en la uretra. El esfínter uretral, por su parte, controla el flujo de la orina en el pene. Este esfínter, que es algo así como una banda de músculos, es quien hace que sea tan difícil orinar cuando se tiene una erección. La sección más larga de la uretra es el tramo que va del esfínter uretral al meato uretral o apertura, es decir, el tramo que recorre todo el pene.

En lo que respecta a los juegos CBT, la uretra es útil sobre todo para jugar con catéteres. Recuerda: siempre con conocimiento y con sumo cuidado, pues el interior de la uretra es muy delicado y fácil de dañar. Cualquier cosa que se introduzca en la uretra debe estar convenientemente esterilizada y, por supuesto, debe introducirse con sumo cuidado, lentamente y sin violencia.


Etiquetas:

Dejar una respuesta